Información sobre vivienda y economía

El precio del lujo: un ático en Bangkok cuesta lo mismo que un estudio en Hong Kong

Wison Tungthunya via Sansiri Pcl
Wison Tungthunya via Sansiri Pcl
Autor: Redacción

El mercado inmobiliario de lujo en el sudeste asiático vive un momento álgido. A los precios desorbitados ya conocidos de Hong Kong, las casas de alto standing en Yakarta, Kuala Lumpur o Ho Chi Minh City no paran de subir. El último en entrar en la lista ha sido Bangkok, donde la inversión extranjera ha visto un nuevo filón. Sin embargo, el dinero da para lo que da: por 2,2 millones de dólares o te compras un ático en la capital tailandesa o un pequeño estudio en la ciudad china.

La inversión extranjera en el mercado inmobiliario de Bangkok está aumentando los precios de las viviendas de lujo en la capital tailandesa. Mientras los promotores e inmobiliarias locales tienen problemas para encontrar compradores autóctonos, los inversores foráneos ven en un gran potencial en el mercado de alto standing de esta ciudad del sudeste asiático.

"Los promotores están teniendo problemas vendiendo a los locales", afirmó Ratchaphum Jongpakdee, gerente de la firma inmobiliaria Colliers International Group Inc. en Talianda. "Pero no tienen ningún problema vendiendo a extranjeros".

Los inversores extranjeros ya representan casi una cuarta parte de las ventas del mercado residencial de lujo, según los datos de CBRE. Solo en el último trimestre del año pasado, los apartamentos de alto ‘standing’ aumentaron un 10%, superando al resto del mercado tailandés.

Los precios en Bangkok se han duplicado en los últimos cinco años después de superar lo peor de la crisis económica. Pero siguen siendo más baratos que otras capitales del sudeste asiático, como Yakarta, Kuala Lumpur o Ho Chi Minh City.

A esta lista se ha unido Bangkok, que ya supera a Londres como una de las ciudades más visitadas del mundo, con más de 19 millones de viajeros al año.  

Por poner un ejemplo: un inversor de Hong Kong ha adquirido un ático de lujo en el centro de la capital por 2,2 millones de dólares, unos 1,8 millones de euros al cambio actual, de dos habitaciones, decorado con muebles de Ralph Lauren, tres baños de mármol y hasta servicio de mayordomo que incluye limusina con chófer. Ese mismo comprador apenas podría comprar un estudio en su ciudad natal.

Otra de las peculiaridades del mercado tailandés es que es uno de los pocos que aún no cuenta con restricciones a la inversión extranjera, ni tienen que pagar impuestos especiales, sobre todo, lo que proceden de Singapur y Hong Kong.

A esta inversión en inmobiliario se está uniendo la presión de los precios del suelo en el centro de la ciudad, que han llegado a subir hasta un 30% en el último año. Una de las últimas compras más sonadas del país fue la venta de la embajada de Reino Unido. La unión de promotores locales y extranjeros pagaron 600 millones de dólares, por unos terrenos equivalentes a seis campos de fútbol. El plan es derribar las casas de estilo colonial para construir una torre de oficinas, un hotel y vivienda de lujo.