Información sobre vivienda y economía

Amancio Ortega se convierte en el casero de Starbucks y el banco BNP en Glasgow

Foto: The Herald
Foto: The Herald
Autor: Redacción

Amancio Ortega sigue ampliando su imperio inmobiliario. Su última operación se ha producido en la ciudad escocesa de Glasgow y por un importe de 31 millones de libras (unos 35 millones de euros al cambio actual).

El inmueble de custro plantas se encuentra en el número 79-80 de la calle Buchanan Street, una de las más importantes de la urbe para el comercio y las oficinas. De hecho, dicha calle se ubica en la ‘milla de oro’ de Glasgow. Durante cinco años, el edificio ha estado en manos de Lothbury Investment Management, que lo adquirió en 2013 por unos 17 millones de libras. 

El fundador de Inditex ha materializado la transacción a través de Pontegadea, su firma de inversión inmobiliaria, que ha sido asesorada por Sheridan Property Consultants, según publica el diario Expansión. 

Con esta compra, el hombre más rico de España se convierte en el casero de Starbucks, Vodafone y BNP Paribas Real Estate. Además, consigue diversificar su cartera de inmuebles en el mercado británico, mirando más allá de Londres, donde ya tiene invertidos más de 2.000 millones.

Según las cuentas presentadas por la sociedad, Pontegadea cerró 2017 con un el beneficio neto atribuido fue de 1.475 millones de euros, un 13% menos que en 2016, como consecuencia de las donaciones realizadas a la Fundación de Ortega.

Solo durante el año pasado cerró operaciones inmobiliarias por unos 629 millones de euros, que elevaron su portfolio total por encima de los 6.910 millones de euros. De momento, su exposición se centra en España, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Asia, lista a la que se suma ahora Escocia. 

Y solo en verano las inversiones realizadas por el vehículo de inversión de Ortega superan ya los 700 millones de euros. A los 35 millones del edificio en Escocia se suman los 680 millones de euros que pagó en julio por hacerse con el edificio Adelphi de Londres, que estaba en manos de Blackstone, Un inmueble que tiene entre sus inquilinos a la aplicación de música Spotify, la revista The Economist, la marca de cosmética Shiseido y la editorial Condé Nast.