Información sobre vivienda y economía

50 United Nations Plaza: un rascacielos de lujo para la diplomacia de Nueva York

50 United Nations Plaza
Uno de los áticos de lujo / City Reaty
Autor: Redacción

En el caso de los embajadores de varios países como EEUU, Reino Unido o Nueva Zelanda ante las Naciones Unidas, lo de la gran casa a las afueras se queda en nada con el rascacielos situado en 50 United Nations Plaza de Nueva York, a escasos pasos de la sede del organismo mundial. Un edificio de alto ‘standing’ con vivienda por encima de los cinco millones de euros, piscina, sauna y gimnasio.

El rascacielos situado en el número 50 del United Nations Plaza ha saltado a la fama por los 15,8 millones de dólares, unos 14 millones de euros al cambio actual, que ha pagado el Gobierno de EEUU por uno de sus áticos de lujo a su nuevo embajador ante las Naciones Unidas. Pese al dineral, parece que la jugada le ha salido redonda a la Administración Trump ya que hace apenas tres años se vendía por 24 millones de dólares.

El rascacielos es lugar común de embajadores ante las Naciones Unidas por su proximidad a la sede de Nueva York. Hasta hace poco tiempo, la exembajadora Nikki Haley ocupaba el piso 40 del edificio por un alquiler de 58.000 dólares, unos 51.400 euros al cambio actual. La polémica saltó cuando The New York Times desveló que el pasado otoño se gastaron 52.000 dólares por instalar cortinas mecánicas en el ático.

El rascacielos fue diseñado por Foster + Partners y cuenta con viviendas de 88 pisos de lujo en 43 plantas. El edificio cuenta con una piscina de 24 metros, sauna y gimnasio.

Otros países como Reino Unido o Nueva Zelanda también cuentan con sus representantes de calibre viviendo en este rascacielos de la diplomacia. Los británicos se gastaron recientemente 15,8 millones de dólares, unos 14,1 millones de euros al cambio actual, para su comisionado de Comercio en EEUU y cónsul general en Nueva York. También la compra de una vivienda de 280 m2 al embajador del país maorí por 7,9 millones de dólares (7 millones €) pareció una extravagancia cuando salió a la luz.