Información sobre vivienda y economía

La secretaria de Vivienda de Portugal: "No vamos a limitar el precio del alquiler"

Autor: Tânia Ferreira

Después de mucha polémica e informaciones erróneas sobre cómo Portugal está intentando combatir la actual crisis habitacional que atraviesa (en un contexto de subida de precios y falta de oferta), idealista/news ha entrevistado en Lisboa a la secretaria de Estado de Vivienda del Gobierno luso, Ana Pinho, para saber cómo funciona su Programa de Alquiler Accesible (PAA), en vigor desde el pasado 1 de julio. Pinho subraya que, al contrario de lo que se ha dicho, el Estado portugués no va a fijar los precios del alquiler por vía administrativa.

“La forma en la que este programa pretende apoyar o ser un instrumento de regulación del mercado no es a través de la fijación administrativa del precio de la renta”, asegura la responsable de Vivienda del Gobierno luso, en una entrevista a idealista/news en la que destaca que “el programa es de adhesión voluntaria y los propietarios y arrendatarios pueden adherirse o no”.

Es decir, el propietario “tiene que estar disponible para, de forma voluntaria, cobrar una renta un 20% más baja que el valor de referencia en el mercado para disfrutar de la exención fiscal del 28% en el Impuesto de la Renta o superior al 20% en el de Sociedades”, explica esta arquitecta y doctora en Urbanismo.

El mercado de alquiler sigue siendo libre

El alquiler en Portugal, tal y como destaca la mentora de este programa, “va a seguir funcionando de forma libre”. Con el plan, se implanta un sistema de incentivos fiscales para los propietarios que se reflejará en las rentas cobradas a los inquilinos, con una rebaja del 20% con respecto a los precios del mercado, siempre que las dos partes (inquilino y propietario) se adhieran voluntariamente al programa. Los contratos de alquiler firmados en el ámbito del PAA respetan también los plazos. “Para las familias va a suponer un ahorro anual superior al de dos mensualidades del alquiler”, calcula.

El valor se establece para cada alojamiento en particular, teniendo en cuenta los parámetros definidos por la nueva regulación: superficie de la vivienda, estado de conservación, localización, mobiliario, electrodomésticos, garaje, entre otros.

Combatir los alquileres sin declarar para proteger a inquilinos y propietarios

Pinho defiende que el PAA va a ser beneficioso porque, al atraer más oferta de viviendas a precios más bajos, va a reducir el riesgo para todos, ayudando a combatir los arrendamientos sin contrato. El mercado “informal, cuya principal razón es la evasión de impuestos, es el área en la que tenemos mayor riesgo. Nadie está protegido: ni el propietario, ni el inquilino. Y este programa reduce inmensamente el riesgo para ambos”, argumenta.

Pero, ¿cómo puede tener el programa influencia en el mercado? “Empezará a haber una oferta disponible a precios más accesibles, y también se convierte en un instrumento de influencia en los precios medios, es decir, que haya mucha oferta disponible a un valor más bajo influye por sí solo en la oferta de precios en el mercado libre”, defiende la secretaria de Estado de Vivienda de Portugal, que concluye que, por todo esto, “esta iniciativa del Gobierno trae mayor protección a propietarios e inquilinos”.

Otros instrumentos para ayudar a regular el mercado

A la dirigente portuguesa, que señala que la adhesión al programa será progresiva, le gustaría que “dentro de un año y medio, un 20% de los nuevos contratos de alquiler estuvieran bajo el ámbito del PPA”. Eso sería “un gran éxito y una ayuda brutal para las familias que necesitan mucho apoyo para acceder a una vivienda”. En su primer mes de vigencia, se han presentado 2.264 candidaturas de potenciales inquilinos y se han registrado 89 alojamientos de propietarios. En total, se firmaron 10 contratos, según los datos del Gobierno.

Ana Pinho recuerda, por otro lado, que el Ejecutivo socialista liderado por Antonio Costa, apoyado por la nueva Ley de Bases del Alojamiento recientemente aprobada en el Parlamento, tiene en marcha varios programas que representan, en conjunto, “la mayor inversión de las últimas décadas en promoción de oferta pública de vivienda”, lo que “aumentará no solo la oferta en el mercado, sino la oferta de precios, más allá de lo que el PAA por sí solo puede ofrecer”.

La suma de estos instrumentos funcionando simultáneamente es lo que p​ermite al Gobierno, que está terminando la actual legislatura (las elecciones ya están convocadas para el 6 de octubre), “regular el mercado”, según Pinho, que insiste: “Sí, nuestro objetivo es tener una influencia en el mercado, pero no creemos que la vía sea la congelación administrativa del precio de los alquileres”.