Información sobre vivienda y economía

Varias ciudades europeas se cuelan entre las más caras del mundo para vivir, a causa del covid

Estudio de The Economist sobre costes de vida en las principales urbes del planeta

The Economist
The Economist
Autor: Redacción

La pandemia ha cambiado el orden mundial entre las ciudades más caras para vivir. Según el último informe de The Economist, París, Zúrich y Hong Kong comparten el primer puesto, con las urbes europeas aumentando sus costes de vida, mientras las asiáticas caen en la clasificación, debido al impacto del coronavirus en los precios de los productos cotidianos.

The Economist Intelligence Unit ha publicado recientemente su informe de ciudades más caras para vivir. Hong Kong repite como la urbe más cara del planeta, pero este año tiene nuevos compañeros de viaje. Si el año pasado compartía el top del ranking con Singapur y Osaka (Japón), ahora mira más a occidente y son París y Zúrich las que se unen al tridente de ciudades más cara para vivir en ellas. Las dos urbes asiáticas no abandonan el top 10 y se colocan en cuarto y quinto puesto.

A partir de aquí, las ciudades del lejano Oriente abandonan el listado en detrimento de Nueva York y Los Ángele (EEUU), Ginebra, Copenhague y Tel-Aviv, la capital de Israel. Para realizar este estudio, se han comparado los precios de 140 artículos cotidianos en 130 ciudades de todo el planeta. Del tabaco al papel higiénico, al coste de la vivienda.

Los expertos destacan el reflejo del impacto de la pandemia del coronavirus en la fluctuación de los precios. Como el claro ejemplo de Bangkok, capaz de caer 20 puestos en el listado de un año a otro.

 “La vida se ha vuelto más cara en Europa Occidental. Vivir cuesta hoy menos en ciudades de América, África y Europa del Este”, concreta el informe.