Información sobre vivienda y economía

El grupo británico Intu vuelve a chocar con el Gobierno valenciano por el centro comercial más grande de Europa

Autor: Redacción

La nueva versión del mega centro comercial Intu Mediterráneo, proyectado en Valencia, tampoco termina de convencer a las autoridades de la región tras el primer rechazo en 2016. Con una inversión de más de 800 millones de euros sobre más de un millón de m2 de superficie, el proyecto choca con el modelo de negocio y sostenibilidad que plantea la Generalitat. La compañía ya piensa en reclamar indemnizaciones que ascienden a 300 millones.

El fondo británico Intu se ha hecho un nombre en España a base a grandes inversiones en centros comerciales. Después de comprar y gestionar durante estos últimos años con el mayor centro comercial de España, Puerto Venecia en Zaragoza, el más famoso del país, Xanadú en Madrid y el centro Parque Principado en Asturias, se lanzó a la construcción de nuevas superficies.

Su principal obsesión ha sido levantar Intu Mediterráneo, una superficie comercial en Valencia cuya inversión se estima en más de 800 millones de euros, y según la compañía sería el más grande de Europa. La operación lleva paralizada desde 2016 por la Consellería de Medio Ambiente de la Generalitat valenciana. El gobierno autonómico argumenta que el modelo de negocio y sostenibilidad ambiental no cuadra con sus ideales.

Ahora se ha presentado un segundo proyecto, que parece que va por el mismo camino del rechazo administrativo. Con más de un millón de metros cuadrados situado cerca del Parque Natural del Turia, contaría con 375.000 m2 edificados,  300 locales comerciales, 80 bares y restaurantes, más otros extras como un lago navegable, una pista de hielo y esquí profesional, acuario o rocódromo.

El anterior plan contaba con 500.000 m2 donde se contemplaba viviendas, que ahora han desaparecido del proyecto actual. El conflicto administrativo se plantea sobre la distancia del centro comercial respecto a la carretera que rodea los terrenos.

Además, el actual Gobierno autonómico ultima la tramitación de una ley que quiere limitar la superficie comercial de los centros comerciales a 120.000 m2. La compañía ya estudia presentar demandas pidiendo indemnizaciones que calculan en unos 300 millones euros, donde mete el coste del suelo y las futuras pérdidas.

A esta cartera de activos, Intu quiere sumar nuevos centro en Vigo, Torremolinos (Málaga) o Palma (Baleares)