Información sobre vivienda y economía

BBVA venderá 45 tiendas de Supersol en la zona centro de Madrid

La cadena de supermercados centrará su negocio en Andalucía

Imagen de una tienda de Supersol. / El Economista.
Imagen de una tienda de Supersol. / El Economista.
Autor: Redacción

Supersol prepara una retirada de la capital de España para centrar sus esfuerzos en Andalucía. En este sentido, el grupo lituano Maxima, propietario de la cadena de supermercados, ha contratado los servicios de BBVA para que transaccione 45 activos en Madrid y en otras localidades cercanas. 

Esta operación se enmarca en el conocido como proyecto Cibeles, con el que la compañía busca sanear sus cuentas. Los números rojos de las últimas cuentas registradas por la empresa han encendido las luces de alarma. De hecho, la firma, que fue adquirida en 2012 por Maxima, ha llegado a tener pérdidas de 15 millones de euros al cierre del último ejercicio. Esta caída se produce después de un año -2017- donde el rumbo de Supersol parecía enderezarse al reducir sus pérdidas a 1,3 millones de euros, después de registrar 6,5 millones de euros (también de pérdidas) en el 2016.

BBVA ya ha comenzado a circular el teaser (el documento que incluye información preliminar de la compañía) entre potenciales compradores, según publica 'El Economista'. En esta nota informativa, Maxima prevé que los centros que forman parte de la operación registren unas ventas de 120 millones a cierre de este año y un resultado bruto de explotación (ebitda) de ocho millones de euros. 

Los activos de los que pretende desprenderse Supersol están localizados en Madrid, cinco localidades vecinas y una plataforma logística ubicada en la periferia de la capital. Además, entre todos los establecimientos suman hasta un total de 750 trabajadores. Al calor de esta operación ya se han acercado varios fondos de inversión, aunque la intención es que al final sea algún comprador industrial el que termine por firmar la transacción. 

El objetivo de Supersol con esta venta no es sólo el de sanear sus cuentas, también busca descentralizar su negocio y focalizar sus esfuerzos en Andalucía, donde acumula la gran mayoría de efectivos de una plantilla que suma 3.340 empleados. Trabajadores que se distribuyen en 194 supermercados situados la gran mayoría en las provincias de Almería, Cádiz, Granada, Huelva, Málaga, Sevilla. Aunque también cuenta con personal en Melilla, Toledo, Ávila, Cáceres, Guadalajara y Madrid.

Otra de las aspiraciones de la compañía es intentar reducir costes. Por este motivo, el pasado mes de abril, Supersol inició un ERE que afectó a 404 trabajadores y en el que se contemplaba el cierre de 21 establecimientos y 12 pescaderías. Unas cifras que tras un acuerdo con los sindicatos fueron reducidas a 295 despidos y la clausura de 18 tiendas y 11 pescaderías.