Información sobre vivienda y economía

Lidl ubicará sus oficinas de Barcelona en un céntrico edificio de Pontegadea

Lidl ubicará sus oficinas de atención al cliente en el centro de Barcelona / Wikimedia commons
Lidl ubicará sus oficinas de atención al cliente en el centro de Barcelona / Wikimedia commons
Autor: Redacción

Pontegadea, la inmobiliaria donde tiene concentrados todos sus esfuerzos ahora Amancio Ortega, es la propietaria de la antigua sede de BBVA en Barcelona, ubicada en zona prime: el número 5 de la Plaza Cataluña. Es en ese emblemático edificio donde la alemana Lidl va a instalar sus oficinas especializadas en 'ecommerce' y atención al cliente en Europa.  En total, ocupará 3.155 m2 distribuidos en 4 plantas

El edificio, levantado en 1931 como sede del Banco Bilbao en Barcelona, es una joya del arquitecto vasco Eugenio Pedro Cendonya, especialmente por el valor del ornamento de su interior. Lidl ocupará cuatro plantas que se acceden desde el número 13 de la calle Vergara. La cadena alemana, han explicado a fuentes del mercado, llevaba meses tanteando el mercado inmobiliario barcelonés para ubicar su sede y, a la vez, vender su cartera de inmuebles.

Tras la operación de alquiler, han intervenido las consultoras JLL y Forcadell para asesorar a Lidl ubicar sus oficinas en este céntrico edificio. La cadena alemana, por su parte, sacó recientemente a la venta su cartera de activos (unos 109.000 m2 de locales comerciales) ubicada en España que desde 1994 fue adquiriendo.

La sociedad patrimonial de Ortega adquirió el inmueble a principios de 2013, por 100 millones de euros. Es conocido por poseer en su tejado un reloj giratorio con el emblema de la entidad bancaria. Dispone un total de 13.675 m2 repartidos en trece plantas. Antes de que Pontegadea lo comprara, su anterior dueño fue el fondo alemán Deka Inmobilien, quien se lo compró a BBVA por 82 millones en 2006.

En noviembre de 2014, el banco se marchó del edificio y hace algo más de un año, en diciembre de 2016, Zara abría una 'flagship' a los pies del edificio, justo donde se ubicaba la sede territorial con atención al público.  La tienda insignie de la firma de Inditex es una de las más grandes, con 3.600 m2 entre dos plantas, donde se conservaron elementos característicos como la escalera central o los techos.