Información sobre vivienda y economía

La crisis golpea al sector inmobiliario ruso

Autor: Redacción

El sector inmobiliario en Rusia, que ha llegado a estar al “rojo vivo”, ha comenzado a dar los primeros síntomas de enfriamiento por la crisis financiera mundial, según aseguran los ejecutivos. Los bancos han parado de prestar dinero, lo que está provocando que los promotores dejen a un lado los nuevos proyectos

Promotores y analistas esperan una intensa consolidación en los próximos meses, junto con una caída de los precios desde niveles de vértigo. Los precios de las viviendas en moscú se han incrementado casi un 30% este año, hasta unos 465 dólares por pie cuadrado (0,092 metros cuadrados), después de triplicarse en los últimos tres años

Es probable que la desaceleración afecte al crecimiento de la economía y conlleve un riesgo político para el kremlin, que ha hecho de la vivienda una prioridad. El gobierno quiere mejorar el nivel de vida y lograr que la gente deje de vivir en los decrépitos  y hacinados apartamentos de la época Soviética

Como muestra del periodo de incertidumbre que atraviesa el sector, dmitry lutsenko, de la promotora moscovita mirax group, ha dicho que su compañía ha cancelado 4.000 millones de dólares para invertir en nuevos proyectos y se centrará en los proyectos ya existentes. “Mientras la situación sea incierta, es mejor no correr. Todo el mundo tiene miedo”, ha asegurado

El importe de los préstamos se ha triplicado para mirax. Cuando antes podía pedir dinero de los bancos a un tipo de interés del 8,5%, ahora los mismo bancos están demandando un 25% de intereses. Las constructoras de tamaño medio también se están viendo en apuros por la crisis crediticia. “Estoy 100% preocupado”, ha apuntado bakhattin demirbilek, cuya inmobiliaria, esta construction, construye centros comerciales en toda Rusia. Tres de sus cinco contractos actuales de centros comerciales están en peligro porque los compradores quieren dar marcha atrás

Hasta los proyectos del kremlin parecen estar afectados. El resort “black sea”, que tiene que estar listo para los juegos olímpicos de invierno 2014, podría ser reducido a causa  de la caída de la demanda. Al menos, el ministro de hacienda, alexei kudrin, dio alguna esperanza el pasado jueves, al señalar que el gobierno inyectará unos 2.360 millones de dólares a la agencia federal para luego repartirse entre los bancos que prestan dinero a las constructoras

De todos modos, los promotores dicen que esperan una corrección de los precios moderada no un colapso repentino, pues la demanda sigue superando la oferta masiva