Información sobre vivienda y economía
mantener una claúsula suelo en la hipoteca nos puede salir caro

Cómo quitar la cláusula suelo de la hipoteca

Autor: equipo

¿Qué es una hipoteca con interés suelo?

El portal de ofertas hipotecarias HelpMyCash.com explica que una hipoteca con suelo es aquella que tiene un interés mínimo a pagar cada mes que no permite beneficiarse del bajo Euribor actual, que tanto dinero está ahorrando a muchas familias en época de crisis

Los contratos de las hipotecas con interés suelo también establecen un tipo de interés variable (Euribor + Diferencial) y esto supone que el banco juega con los dos de la siguiente manera:

- Si Euribor + Diferencial es inferior a interés suelo, el banco cobra el interés suelo

- Si Euribor + Diferencial es superior a interés suelo, el banco cobra Euribor + Diferencial

Así, pase lo que pase, el banco siempre cobrará la cantidad más alta

¿Cuándo es abusivo el interés suelo?

A pesar de contar con múltiples irregularidades (publicidad confusa, falta de información por parte del banco, estar considerada abusiva por el artículo 49 de la Ley de Consumidores…), desde el punto de vista legal sólo podemos considerar abusivas estas hipotecas cuando se cumple al menos una de estas dos condiciones:

1. El contrato con interés suelo no contempla ningún interés techo, es decir, el banco se blinda por si el Euribor evoluciona a la baja pero no ofrece ninguna garantía al hipotecado en caso de que el Euribor suba

2. No existe oferta vinculante (el documento donde constan por escrito las condiciones  finales acordadas con la entidad), la oferta no menciona el interés suelo o no está firmada por el cliente

Por eso la primera opción siempre ha de ser tratar negociar con el banco. Existen algunas maneras de intentar eliminar, o al menos reducir, el “suelo” de una hipoteca

Consejos para quitar el suelo de mi hipoteca

1. Negociar con el banco antes de la revisión de la hipoteca

Tras las denuncias emprendidas por varias asociaciones de consumidores y particulares en los últimos meses, las entidades son más conscientes de que el tiempo del “todo vale” ha llegado a su fin. Por eso están cada vez más dispuestas a retirar estas polémicas cláusulas de los contratos o, como mínimo, reducirlas, simplemente con pedirlo antes de la revisión. Si nuestro perfil financiero es bueno y hemos mantenido un pago ejemplar, el banco debería hacer lo posible por mantenernos

2. Hacer un amago de subrogación (cambio de banco)

Si el banco no se muestra dispuesto a modificar ni negociar el suelo, tenemos la opción de tantear un cambio de banco. Si la nueva entidad nos asegura mejores condiciones retirando este interés suelo y llega a plasmarlas en firme en una oferta vinculante, podremos acudir a nuestro banco usando esta oferta como herramienta de negociación. Al primer banco solo le quedarán 2 opciones: igualar la oferta para conservarnos o dejarnos firmar una mejor opción

3. Reclamar nuestros derechos legalmente

Si las conversaciones con el banco no prosperan, aún podemos hacer valer nuestro derecho a una hipoteca sin cláusulas abusivas a través de las reclamaciones. Existen 3 principales vías: (1) Presentar una reclamación extrajudicial particular al Banco de España para que quede constancia (aunque el Banco de España no se puede pronunciar), (2) presentar una reclamación judicial particular contra el banco, y (3) afiliarse a una asociación como ADICAE, ASUAPEDEFIN u otras y sumarse a una reclamación conjunta. Hasta la fecha, estas acciones han conseguido que varias de las entidades demandadas hayan llamado a los afectados para ofrecerles una rebaja de interés a cambio de retirar la demanda

Visitar:



 

 

 

Enlaces relacionados:

Resuelve tus dudas sobre hipotecas en nuestro consultorio 

Ver más noticias de: 
helpmycashConsejos hipotecas
Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail