Información sobre vivienda y economía

Nota de prensa: ¿En qué ciudades queremos vivir?

Autor: Redacción

Los próximos días 24 y 25 de abril tendrá lugar el foro diálogos en la granja que en esta ocasión acogerá a una decena de expertos para debatir y generar acción en  torno a un tema de candente y necesaria actualidad: las smart cities

Según naciones unidas  en  su  estudio  “World urbanization  prospects”,  la  población mundial tiende  a  vivir  en  zonas  urbanas.  Se  calcula  que  en  1950  representaba  el  51%,  actualmente está en torno al 71% y se prevé que en 2050 alcance el 84%

Pero  ¿han  sido  siempre  iguales  nuestras  ciudades? en  los  últimos  cincuenta  años  sin  duda han evolucionado. Sin embargo, nos encontramos en un momento donde  la sostenibilidad de nuestro estado de bienestar está obligando a  revisar nuestros modelos productivos, sistemas de gestión, niveles de servicios y el modelo de  financiación en  los municipios;  la especulación con el  terreno  que  durante años  dio de  comer a muchos municipios  ya no es  una  fuente de financiación  y  esto  obliga  a  buscar  sistemas  de  gestión  que  permitan  obtener  los  mismos resultados  con  menor  coste.  Esta  situación  ha  generado  la  necesidad  (y  oportunidad)  de innovar y por eso vamos a asistir en  los próximos años al nacimiento de un nuevo modelo de gestión y gobierno municipal ya sea de manera espontánea o de forma planificada o dirigida

¿Cómo van a evolucionar nuestras ciudades?  

En  los últimos meses se ha extendido el concepto smart city que no es más que una  forma elegante  de  decir  ciudad  low  cost;  una  ciudad  mejor  gestionada,  con  mayor  eficiencia energética y mejor movilidad, en la que se aprovechen los avances tecnológicos para crear un cerebro  integrador  de  los  diferentes  agentes  que  intervienen  en  la  gestión  diaria  de  las ciudades. En el  caso  concreto de España, el  reto de adaptación a este  concepto  va  a exigir fuertes transformaciones en los ámbitos de la responsabilidad ciudadana, el marco normativo y modelos  de  gestión  de  los  entes  públicos  y  en  la  visión  empresarial  de  los  proveedores  de servicios. Sin embargo, estas ciudades sólo parecen  justificar su denominación a  través de  la optimización de aplicaciones derivadas del uso de la tecnología

Sin duda, el empleo de la tecnología para avanzar en la eficiencia energética, el conocimiento de los usos y hábitos de la ciudad a través del llamado "Internet de las cosas", las iniciativas de colaboración público-privadas para mejorar la eficiencia en la gestión de los servicios públicos, son elementos clave para el diseño de ciudades más inteligentes pero…  

¿Hasta qué punto  la dinámica de  los espacios urbanos que compartimos  reflejarán  los valores  que  conforman  las  señas  de  identidad  cultural  que  queremos  seguir manteniendo?

Para debatir sobre la smart city tecnológica frente a la smart city social, tendrá lugar los días 24 y 25 de abril dentro del  foro diálogos en la granja el debate smart cities: ¿en qué  barrios  queremos  vivir?,  encuentro  caracterizado  por  la  imparcialidad  y  lejanía  a intereses comerciales

Diálogos en  la granja quiere  ir más allá de  la sostenibilidad de  las ciudades  y ahondar en el poder  de  la  inteligencia  colectiva,  no  quedarse  sólo  en  los  gadgets  de  las  smart  cities  sino propiciar una reflexión que contraponga los conceptos de "smart city" al de "smart life". ¿Cómo creamos entre todos los espacios urbanos que reflejen nuestros valores y la manera en la quequeremos  vivir?  ¿estamos  avanzando  en  un  concepto  de  smart  city  a  partir  de  hacer  los barrios más habitables? ¿en qué barrios queremos vivir?

El debate permitirá analizar  las actitudes, posibilidades y voluntades de  los grupos de  interés clave  en  el  proceso  de  construcción  de  mejores  ciudades:  las  entidades  públicas (administración local), las empresas (proveedores de servicios) y los ciudadanos

Si  nos  centramos  en  el  sector  público,  podemos  preguntarnos  si  realmente  hay  voluntad política  para  un  trabajo  conjunto  y  colaborativo  con  todos  los  actores  del  ecosistema  de  la ciudad. ¿Tienen  los ayuntamientos  la capacidad de modificar su modelo de gestión? ¿cuáles son  las  barreras  para  impulsar  proyectos  público-privados?  ¿cómo  combinar  crecimiento Urbano  y desarrollo  sostenible? ¿cómo desarrollar medidas gubernamentales eficaces en un contexto de restricciones presupuestarias?  

Respecto  a  la  iniciativa  privada,  será  importante  contrastar  si  las  empresas  proveedoras  de servicios  públicos  tienen  capacidad  para mejorar  la  eficiencia  con  la  prestación  de mejores servicios a menor coste. ¿Tienen las empresas voluntad para realizar un trabajo colaborativo?

¿Tanto la administración local como las empresas, desarrollan oportunidades para incorporar la voluntad  del  ciudadano  al  diseño de  sus  servicios para promover  ciudades más habitables  y vivibles? 

Y  el  ciudadano…  ¿qué  hace?  el  debate  pondrá  de  manifiesto  hasta  qué  punto  tenemos conciencia de lo que significa ser un buen ciudadano y si estamos dispuestos a serlo. ¿Cuál es el mecanismo  de  acción-reacción  entre  lo  público  y  la  responsabilidad  individual?  ¿es  lícito reclamar  la soberanía ciudadana  frente al soborno de  los servicios? ¿qué puedo hacer para pasar a ser un actor-productor de mi ciudad y no un mero espectador-receptor de los servicios?

¿Cambiaría la actitud de uso el conocer el coste real de los servicios? ¿corresponde también a los sociólogos y urbanistas la defensa de los valores de convivencia que marcan el carácter de nuestras  ciudades?  ¿cómo  arbitrar  vehículos  de  participación  ciudadana  que  favorezcan  la responsabilidad individual de los valores que queremos defender?

Durante los días 24 y 25 de abril, diálogos en la granja reunirá a una decena de expertos en  la  granja  de  san  Ildefonso  con  intención  de  poner  sobre  la  mesa  todos  estos aspectos relacionados con  la creación y gestión de  las  llamadas ciudades  inteligentes, pero dando protagonismo al papel de la ciudadanía sin dejar por ello de lado el peso de las nuevas tecnologías. El objetivo es obtener ideas y pautas de conducta que  luego se puedan transformar en acción implicando a los diferentes grupos de interés

Como no puede ser de otra manera, el ciudadano estará presente ya que para ello se han puesto  en marcha  varias  plataformas  online  a  través  de  las  cuales  cualquier  persona podrá aportar opiniones,  ideas o sugerencias que  luego se plantearán en el encuentro.

Estas plataformas están centralizadas en www.yporqueno.info

El  foro diálogos  en  la granja  se  desarrollará  a  puerta  cerrada  y  las  conclusiones  se harán  públicas  en  rueda  de  prensa  el  día  10  de mayo  en  el  centro  de  innovación  de bbva

http://www.dialogosenlagranja.es/