Información sobre vivienda y economía

El PIB de España se revisa a la baja en 2011 y en 2010

el ine revisa a la baja el pib de 2011 y 2010
Autor: Redacción

El instituto nacional de estadística (ine) ha revisado a la baja el crecimiento de España en 2011. La economía avanza un 0,4% frente al 0,7% anunciado el pasado mes de febrero, debido a la menor aportación de la demanda externa y a una contribución más negativa al crecimiento agregado de la demanda nacional. Además, el PIB de 2010 también se ha revisado a la baja, desde el -0,1% al -0,3%

El ine ha estimado nuevamente el PIB de 2008, 2009 y 2010 publicado en el mes de octubre del año pasado y el correspondiente al año 2011, difundido el pasado mes de febrero, en términos de contabilidad nacional trimestral

Estos nuevos datos anuales se incorporarán al proceso de estimación de la contabilidad nacional trimestral de España, actualizando consecuentemente la serie contable trimestral que se difundirá mañAna martes, 28 de agosto, con referencia al segundo trimestre de 2012

El  crecimiento en términos reales del producto interior bruto (PIB) del año 2011 se ha revisado tres décimas a la baja (del 0,7 al 0,4%) y el del año 2010 se ha corregido dos décimas a la baja (del –0,1% al –0,3%) el ine revisa a la baja el PIB de España: avanza un 0,4% en 2011, tres décimas menos. Este menor crecimiento se debe a la menor aportación de la demanda externa y a una contribución más negativa al crecimiento agregado de la demanda nacional. Los crecimientos anuales del PIB correspondientes a los años 2008 y 2009 han permanecido inalterados en el –3,7% y 0,9%, respectivamente

Las revisiones realizadas en el nivel y crecimiento del PIB y de sus componentes de oferta, demanda y rentas, han tenido su origen, por un lado, en la incorporación de fuentes estadísticas de índole estructural para años en los que no se disponía de tal información (encuesta industrial anual de empresas, encuesta anual de servicios, encuesta de presupuestos familiares, encuesta de la estructura de la construcción, cuentas de la agricultura, central de balances anual, etc)

En segundo lugar, en la incorporación de datos definitivos en aquellas operaciones que se habían estimado anteriormente con datos provisionales o de avance (cuentas de las administraciones públicas, comercio exterior de bienes, balanza de pagos, etc). Finalmente, debe tenerse en cuenta que el cambio en la composición del PIB de cada año tiene efecto sobre la estimación del crecimiento de los años posteriores