Información sobre vivienda y economía

El enemigo está en el hogar: el aire que respiramos en casa es más contaminante que el de la calle

una de las principales medidas para evitar la toxicidad en el hogar es reducir el número de productos de limpieza
Autor: Redacción

Productos de limpieza o de aseo, conservantes alimentarios, pinturas o materiales sintéticos son algunos los productos que pueden desprender sustancias químicas y que hacen que el aire que respiramos en casa contenga hasta 10 veces más sustancias contaminantes que el de la calle, según afirma la fundación vivo sano en su libro 'hogar sin tóxicos'

"Muchas veces no somos muchas veces conscientes de la complejidad de la química que puede haber en un hogar y que puede pasar a nuestros cuerpos por diferentes vías", asegura Carlos de prada, autor del libro

Los hogares tienen varios focos de toxicidad por la presencia de materiales y productos sintéticos, que desprenden sustancias químicas dañinas. Estos productos suelen ser aquellos que confieren al producto la propiedad conservación, olor, moldeabilidad, textura, mayor resistencia al fuego, propiedades antimanchas o hidrófugas

Basta con unas sencillas medidas domésticas para reducir la exposición a productos dañinos con los que estamos en contacto a diario. Lo primero por reducir el número de productos de limpieza y recordar que "la casa no es un quirófano", por tanto no es necesario usar estos productos todos los días

También es muy importante ventilar a diario el hogar y, en la medida de lo posible, no abusar del pvc en las casas.  Además, es recomendable utilizar pinturas ecológicas y optar por muebles de materiales naturales