Información sobre vivienda y economía

Unos ‘cazafantasmas’ aficionados queman accidentalmente una de las casas encantadas más antiguas de eeuu

imagen de la mansión lebeau pocas semanas antes de que quedase reducida a cenizas. foto: Corey Balazowich/flickr
Autor: @RobertoArnaz

Alaridos de esclavos gritando de dolor, pasos que hacen crujir la madera del suelo y risas de niños jugando en la oscuridad. Durante los más de 50 años que la plantación lebeau lleva abandonada, cientos de curiosos se han colado en busca de fantasmas en esta vieja mansión semiderruida situada a las afueras de la pequeña localidad de arabi, situada a las afueras de la mágica nueva orleans (luisiana)

Muchos aseguran haber visto la lánguida figura de una mujer vestida de blanco asomada a una de las ventanas del segundo piso, mientras que otros afirman que les sorprendió una luz en la cúpula que corona un edificio que lleva sin electricidad desde los años 80

Estas y otras aterradores leyendas en torno a una de las plantaciones esclavistas más grandes y violentas que jamás existieron en el sur de estados unidos era lo que esperaban encontrarse siete jóvenes que se colaron en la mansión el pasado viernes

Los aspirantes a ‘cazafantasmas’, de entre 17 y 31 años, habían crecido con las historias de cómo la familia lebeau torturaba hasta la muerte a sus sirvientes y los enterraba en el patio trasero de la mansión. También sabían que todos los miembros de la saga esclavista se habían suicidado en alguna de las 16 habitaciones de la casa y esperaban contactar con el espíritu de alguno de ellos

Entraron en la propiedad por uno de los agujeros que múltiples visitantes nocturnos habían cortado en la valla perimetral. Se acomodaron en el salón y, con la inestimable ayuda de varios gramos de marihuana, hicieron una ‘ouija’. Nada sucedió. Ni apariciones ni ruidos ni el más mínimo suceso sobrenatural

El fracaso cabreó al mayor de los ‘cazafantasmas, dusten davenport, de 31 años, que decidió que hacer un pequeño fuego en el interior de la casa para calentarse era una buena idea. Las llamas no tardaron en descontrolarse y, a las 2.11 de la madrugada, la oficina del sheriff recibía una llamada anónima avisando del incendio

“Fueron a buscar fantasmas y les atrajo la idea de fumar marihuana en un lugar habitado por espíritus”, ha explicado el sheriff jimmy pohlmann en un comunicado, en el que reconoció que aunque no existe prueba alguna “todos los que viven por la zona han escuchado esas aterradoras historias desde niños”

Los siete ‘cazafantasmas’ están ahora detenidos bajo fianza de 45.000 dólares por cabeza y han sido acusados de la destrucción de un edificio histórico, una de las casas encantadas más antiguas de eeuu, con más de 150 años de historia a sus espaldas

Mazmorra, casino y hotel

Desde que la familia lebeau levantó la mansión en 1850, ha pasado de ser una residencia privada y mazmorra para esclavos a un casino ilegal y hotel a principios del siglo xx. La última vez que se alquiló como vivienda fue a mediados de los años 60. Los arrendatarios huyeron de allí despavoridos. Ese fue, quizá, el inicio de la leyenda negra de la casa

La escritora michelle mahl buuck, autora del libro ‘la histórica mansión lebeau: un monumento olvidado’ -que se agotó en las librerías después de que el fuego destruyera el lugar- cuenta como en las últimas décadas se han multiplicado las historias de apariciones fantasmagóricas en la plantación, que durante todos estos años ha sido poco más que un refugio para personas sin techo y un lugar al que los jóvenes se acercaban para emborracharse

Según algunos testimonios de curiosos a los que ha tenido acceso la autora, en el recibidor de la casa había un reloj de pared que se paraba cada vez que un visitante entraba, y que se volvía a poner en marcha en el momento que salía por la puerta

Otras historias cuentan que todavía se puede oír los aullidos de los perros que las autoridades locales pusieron para guardar la propiedad y que murieron de manera misteriosa durante su primera noche en la plantación, e incluso hay quien asegura que la única razón por la que una casa de madera semiderruida y carcomida sobrevivió a la tremenda fuerza del huracán katrina en 2005 fue porque el mal que habita en ella la mantuvo en pie