Información sobre vivienda y economía

Las 4 “obligaciones” que imponen los hoteleros (y que no cumplen) a las viviendas vacacionales de Andalucía

Autor: Redacción

El nuevo borrador del decreto que regula las viviendas vacacionales de Andalucía está levantando quejas en el sector hotelero. A cambio, piden una serie de obligaciones “que rayan la ilegalidad y que suponen el descalabro del sector vacacional en Andalucía”, según la Asociación de Apartamentos y Viviendas Vacacionales de Andalucía (APARTSUR). Entre las imposiciones se encuentra la prohibición de alquilar menos de cinco días o la imposibilidad de ofrecer servicios como comidas o excursiones

APARTSUR recuerda que lleva más de dos años trabajando conjuntamente con la junta de Andalucía para que este negocio esté regulado legalmente. Recuerda también que se trata de un sector que produce cada año beneficios de millones de euros y que ayuda a miles de familias a salir adelante por ser el único ingreso con el que cuentan

Desde el punto de vista de los hoteleros las viviendas vacacionales deberían disponer de una regulación similar a la suya, algo a lo que APARTSUR no se opone pero, como contraprestación, imponen obligaciones “legales” a las que ellos mismos no están sujetos, esto es:

- Prohibición de alquilar menos de cinco días: para APARTSUR es algo incomprensible si tenemos en cuenta que la estancia media en un hotel es de 3 días (incluso hay hoteles que alquilan por horas).

- Imposibilidad de ofrecer servicios complementarios como comidas o excursiones, cuando esta oferta de servicios es la base del negocio de cualquier hotel y, sin embargo, queda vetado para las viviendas vacacionales.

- Atacan a los portales web que publicitan viviendas vacacionales, sin embargo el principal medio de promoción de los hoteles son precisamente páginas de gestión a través de Internet, según APARTSUR. Al parecer y según la opinión de los hoteleros, esta opción no debería existir para las viviendas vacacionales. Es más, se está dando el caso de grupos hoteleros, como Bemate que, contradiciendo la opinión de su propio sector, están creando portales de promoción turística online en los que, además de hoteles, publicitan apartamentos y viviendas de tipo vacacional. Es sólo un ejemplo de que ya hay profesionales que reconocen la legalidad de este tipo de actividad, que no lo ven como una competencia sino como una oportunidad.

-La asociación recuerda que los propietarios y gestores de viviendas turísticas no se oponen, ni nunca se han opuesto, a pagar impuestos, a estar legalmente reconocidos, a disponer de hoja de reclamaciones, fichas de control policial… 

Por último, APARTSUR señala que las viviendas vacacionales existen en todo el mundo, amplían la oferta turística de todas las ciudades y ofrecen servicios extraordinarios de comodidad, independencia, amplitud y cercanía, “sobre todo para determinados públicos, como son las familias que viajan con niños, a los que les resulta más cómodo y económico alquilar este tipo de alojamiento”.