Información sobre vivienda y economía

¿Casa grande y barata? Prueba en castilla-la mancha o Extremadura, pero huye de euskadi o Madrid

Autor: @RobertoArnaz

Las Comunidades Autónomas con precios más bajos son las que suelen contar con viviendas de una mayor superficie y menos densidad de población, y viceversa. Esa es la conclusión a la que se llega al cruzar los datos que recoge el Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria con los datos del último informe de precios de idealista. 

Castilla-La Mancha –con casas con una media de 123,35 m2 y un precio de 996 euros el m2– es la región donde es más fácil contar con una vivienda grande y barata, mientras que Euskadi, donde los hogares apenas superan los 87 m2 y el coste por m2 se dispara hasta los 2.663 euros, es la autonomía más prohibitiva. 

Tras Castilla-La Mancha, Extremadura es la región con la mejor relación entre tamaño y coste medio: las casas suelen estar por encima de los 118 m2 y apenas superan los 1.000 euros por m2 (1.023 euros por m2, para ser exactos.

En el polo opuesto, tras Euskadi se sitúa Madrid, donde las viviendas más común suele rondar los 94 m2 –más de 4m2 por debajo de la media española– y el precio por m2 es el segundo más caro del país: 2.301 euros por m2. 

En cuanto a qué españoles son los que menos esfuerzo económico deben realizar para comprar la vivienda más común en su región, los canarios y murcianos son los más afortunados: únicamente deben destinar 107.188 euros y 110.009 euros de media, respectivamente, mientras que vascos y madrileños triplican esa cantidad hasta alcanzar los 230.436 euros y 216.598.

 

La vivienda crece poco a poco

Según los registradores, la superficie media de las compraventas de vivienda registradas durante el año 2014 fue de 98,34 m2. Este resultado supone un ligero incremento con respecto al obtenido durante el año 2013, que fue de 97,97 m2 y un metro más que hace una década, cuando el hogar medio era de 97,30 m2. 

Por el tipo de casas, la mayor superficie media se alcanza en vivienda nueva libre con 103,13 m2, seguida de la vivienda usada con 97,07 m2, quedando como el grupo con menor superficie media la vivienda nueva protegida con 83,18 m2. La explicación: “esta última agrupación cuenta con restricciones legales con respecto a su superficie máxima”, apuntan los notarios.