Información sobre vivienda y economía

¿Buscas casa nueva en Madrid? Necesitarás 62.400 euros solo para pagar la entrada

un piso en Madrid
Autor: Redacción

Comprar vivienda nueva en la capital se ha convertido en una aventura para unos pocos. El precio medio de un piso en Madrid se encuentra en 320.000 euros (2.937 euros/m2), un 8,9% interanual más, según la consultora Aguirre Newman. Para poder comprar una casa toca desembolsar 62.395 euros de entrada y afrontar una cuota media hipotecaria de 1.232 euros durante 30 años.

El crecimiento de nuevas viviendas en zonas prime de la ciudad han elevado el precio medio de la vivienda en Madrid. La edificación de nuevos pisos en estos barrios exclusivos han elaborado un mapa de la capital donde el  piso medio en Madrid capital tiene una superficie de 109 m2, un precio de 2.937 euros/m2 y un precio medio final de 320.000 euros.

Para hacer frente a la compra de una vivienda en la capital, Aguirre Newman calcula que deben pagarse 62.395 euros en concepto de entrada y desembolsar mensualmente una cuota media de 1.362 euros durante 25 años o de 1.232 euros durante 30 años, considerando un préstamo al 3% de interés de media durante la vida de la hipoteca.

Pese a estos precios, la vivienda en Madrid sigue siendo un 37% inferior a los precios que rondaban en 2007, cuando el precio medio del m2 era de 4.657euros, según  el Informe Mercado Residencial Madrid y Corona Metropolitana de Aguirre Newman.

Por hacer una comparativa, los precios más elevados se encuentran en los barrios de Almagro, El Viso, la Piovera, Goya, Castellana y Justicia con unos 6.500/7.000 euros/m2. Mientras, los precios más baratos se localizan en los distritos de Villaverde, Villa de Vallecas y Carabanchel, en el entorno de los 1.600/1.800 euros/m2.

La mayoría de las promociones iniciadas en los últimos 24 meses se han logrado vender sobre plano. Mientras,  aquellas que llevan más de dos años en el mercado siguen teniendo problemas para lograr vender todas las viviendas.

Las previsiones de Aguirre Newman son que el precio en las zonas más exclusivas aumente un 5% el próximo año, mientras el resto de zonas de la ciudad seguirán en un rango estable o incluso podrán sufrir algún ajuste.