Información sobre vivienda y economía

Solo 3.000 viviendas turísticas se apuntan hasta ahora al registro obligatorio de Andalucía

Autor: Redacción

El decreto de la Junta de Andalucía que obliga a todas las viviendas de alquiler para uso turístico a estar inscritas en un registro entró en vigor ayer 11 de mayo. Desde que se abrió el plazo en febrero hasta ahora se han apuntado unas 3.000 casas. Se calcula que puede haber hasta 80.000 viviendas de uso vacacional. Los alquileres no registrados se podrían enfrentar a multas de hasta 150.000 euros.

La Junta de Andalucía continúa con el proceso de regulación de las viviendas que particulares ponen en régimen de alquiler turístico vacacional. En febrero publicó el Decreto 28/2016, de 2 de febrero, de las viviendas con fines turísticos, que no entraba en vigor hasta el 11 de mayo.

Desde el pasado febrero ya era posible inscribirse en el Registro de Turismo de Andalucía (RTA), y hasta el momento se han apuntado unas 3.000 viviendas para estos fines, antes de que la normativa entrara oficialmente en vigor. Según cálculos de la Consejería de Turismo y Deporte estima que puede haber hasta 80.000 viviendas con estas características que tendrían que apuntarse al registro, lo que suponen 800.000 plazas, repartidas por la costa del Sol, Cádiz, Huelva, pero también en ciudades interiores como Sevilla, Córdoba o Granada.

“La inscripción está abierta. La administración seguirá informando y gestionando los registros, aunque vemos que el proceso sigue siendo lento. Seguimos dando prioridad a que los propietarios conozcan que tienen que inscribirse obligatoriamente en el Registro si quieren poner su vivienda para alquiler vacacional”, afirmó Francisco Javier Fernández, consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía.

No hay que olvidar que los alquileres turísticos vacacionales quedaron en el limbo legal tras la modificación en 2013 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Además, se dejaba a cada Comunidad Autónoma la regulación de este tipo de negocios relacionados con la vivienda.

Andalucía ha sido uno de los pioneros, dada la actividad turística de la región, y exige unos mínimos que garanticen la habitabilidad y el confort de las viviendas: ventilación, mobiliario, cambio de ropa de cama, etc. Los propietarios tendrán que garantizar la seguridad y contar con un registro de las entradas y salidas de los viajeros. Además, tienen la obligación de contar con licencia de ocupación.

Desde Rentalia, el buscador de apartamentos y casas de vacaciones de idealista, se aplaude la llegada de una normativa que regula, por fin, las viviendas turísticas en Andalucía, una de las comunidades con mayor peso en el balance turístico del país.

“Confiamos en que las instituciones andaluzas están preparadas para la concesión de miles de licencias en estos primeros días, ya que, al contrario de lo que opina el lobby hotelero en los medios, los propietarios andaluces sí quieren regularizar la situación de sus viviendas”, afirmó Almudena Ucha, CEO de Rentalia.

“Por otro lado, uno de los requisitos más polémicos del decreto andaluz es la obligatoriedad de contar con calefacción y aire acondicionado en todas las estancias. Confiamos en que la facilitará a los propietarios la adaptación de sus viviendas a este requisito y no lo use como una traba para conceder menos licencias turísticas”, concretó Ucha.