Información sobre vivienda y economía

Los notarios logran incluir certificados catastrales en 4 millones de escrituras de inmuebles

Autor: Redacción

Un año después de la entrada en vigor de la Reforma de la Ley Hipotecaria, los notarios han incluido ya, en más de 3.700.000 escrituras públicas, los certificados del Catastro con la descripción gráfica catastral de fincas o inmuebles. Así, esta descripción es la que constará en el Registro de la Propiedad. El objetivo es que las características físicas de una vivienda casen con la realidad jurídica y fiscal. 

Con la entrada en vigor de esta ley, los ciudadanos que acudan a un notario en relación con una finca o inmueble, serán preguntados por si están conformes con la descripción que consta en el Catastro. En caso positivo, en la escritura pública del nuevo acto (compraventa de la finca, préstamo, herencia, donación…) se incluye la representación gráfica de la certificación catastral, que a continuación el notario envía electrónicamente al Registro de la Propiedad para su inscripción. 

En caso negativo, el notario inicia un procedimiento de rectificación, a petición del propietario de la finca o del inmueble. Una vez concluido este proceso, la descripción física de la finca o del inmueble será la representación gráfica catastral, lo que deberá constar en el Registro de la Propiedad. Además, en toda la publicidad registral se indicará si la finca está coordinada con el Catastro y desde qué fecha.  

Además, los ciudadanos pueden también solicitar voluntariamente la incorporación en el Registro de la Propiedad de la representación gráfica georreferenciada de la finca, sin tener que esperar a la inscripción de un nuevo acto que afecte a la misma (compraventa de la finca, préstamo, herencia, donación…). 

“La intervención notarial está siendo esencial, ya que los notarios están haciendo coincidir en las escrituras públicas las características jurídicas y fiscales de una finca con su realidad física, rectificando, si es necesario, lo inscrito en el Catastro y en el Registro”, señala César Belda, consejero delegado de Ancert (la empresa tecnológica del Notariado). 

Belda recomienda a los propietarios de fincas e inmuebles “comprobar si la descripción física es la misma en El Catastro y en el Registro de la Propiedad y, de no ser así, acudir a un notario para corregir estas deficiencias, sin esperar al momento de vender o heredar, para evitar costes, dilaciones o problemas en el último momento”. “Es de destacar el esfuerzo inmenso que ha hecho el Catastro, señala el consejero delegado de Ancert, quien considera que “tenemos una oficina del Catastro entre las mejores del mundo, lo que ha permitido mejorar sustancialmente la realidad catastral en los últimos años.”