Información sobre vivienda y economía

Así puedes vigilar tu casa en vacaciones sólo con tu smartphone gratis o por poco dinero

Autor: Redacción

Artículo escrito por Javier Álvarez, coordinador del equipo de movilidad de Energy System.

Estamos en plena temporada alta de vacaciones y también de hurtos: solo en el primer cuatrimestre de 2017 se realizaron 39.651 robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones en España, según datos del Ministerio de Interior. Por suerte, para confirmar que todo está en orden mientras disfrutamos de un descanso ya no es necesaria la contratación de un servicio de seguridad: varias aplicaciones ofrecen soluciones de monitorización remota e incluso, de activación de alarmas. Y tan fácil como realizarlo desde un smartphone.

A través de aplicaciones digitales, los usuarios pueden transformar los dispositivos móviles que están muertos de risa en casa en cámaras de seguridad que hagan las veces de sistema de vigilancia en el domicilio. Apps como IP Webcam, iVideon o iVMS-4500 convierten el teléfono en un circuito de vídeo en tiempo real, transmisión de audio y detección del movimiento.

Todos son programas libres que se descargan y configuran con sencillez: para usarlo, solo es necesario instalar y acceder a la cuenta en dos smartphones diferentes. Uno de ellos inicia la cámara a través de la aplicación, y el otro reproduce las imágenes filmadas. Los smartphones que se pueden utilizar para este tipo de acciones pueden ser desde los más básicos hasta los más potentes, siendo preferibles los que tengan pantalla Full HD o AMOLED, módulo WiFi integrado –para la máxima conexión a Internet- o cámaras con autofocus; como el Energy Phone Pro 3 de Energy Sistem.

Mientras que los sistemas tradicionales de seguridad suelen resultar poco asequibles, estas aplicaciones son a menudo gratuitas o están disponibles por un módico precio -siempre por debajo de los 3 euros-. Al igual que los clásicos sistemas de grabación, son capaces de detectar movimiento y enviar una notificación cuando esto ocurra. Por lo tanto, no solo son útiles para controlar hogares y establecimientos, sino que también permiten vigilar a bebés, niños y personas mayores.

Otra de las soluciones disponibles en el mercado son las cámaras de monitorización. De la misma manera que las aplicaciones, permiten saber desde el smartphone, por medio de una conexión a Internet y en tiempo real, qué ocurre dentro de una casa o de un negocio.

Son sistemas muy económicos basados en cámaras IP de sencilla instalación y sin cuotas mensuales, que pueden avisar al propietario del inmueble y enviarle fotografías o vídeos por email en el caso de que se detecte movimientos o sonidos indeseados en su casa. Además, se pueden controlar los parámetros de la cámara, como zoom, brillo o sonido y sacar fotos que se almacenarán directamente en el dispositivo.

Las nuevas necesidades y exigencias del mercado han propiciado una evolución en el sector de la seguridad. El usuario quiere monitorear sus propias imágenes y administrarlas como prefiera, sin intervención de la empresa para respetar la privacidad del cliente. No es sólo una cuestión de precio: es una tendencia que busca integrar el segmento de la seguridad en las herramientas domóticas.

Fdo: Javier Álvarez

Coordinador del Equipo de Movilidad de Energy Sistem