Información sobre vivienda y economía

Compartir piso de alquiler: la solución para muchos jóvenes

Autor: Redacción

Apenas un 19,4% de los jóvenes menores de 30 años ha logrado emanciparse, según el Consejo de la Juventud de España (CJE). Para ellos, el coste de acceso a la vivienda en propiedad supone un 60,8% de su salario, mientras que para un alquiler en solitario aumenta hasta un 85,4% del sueldo. Por ello, muchos de estos jóvenes se decantar por compartir el alquiler del piso.

El Consejo de la Juventud de España (CJE) ha publicado un informe que arroja unos datos donde las posibilidades de los jóvenes a acceder a una vivienda son, como poco, difíciles. Según el estudio, ni una cuarta parte de los jóvenes menores de 30 años han conseguido emanciparse. Si lo desglosamos en comunidades autónomas, Andalucía, Asturias, Murcia y Euskadi no alcanza ni el 17%. En cambio, Baleares, junto a Cataluña, se sitúa como la CCAA con mayor emancipación entre los jóvenes, con un 22,5% en el segundo trimestre de 2017.

Consejo de la Juventud de España
Consejo de la Juventud de España
Con todo, ese dato del archipiélago balear ha empeorado en cinco puntos respecto a 2016, que se situaba en el 27,5% en el mismo periodo del año. En paralelo, con el retroceso general de emancipación entre la población joven también se ha dado una cierta transformación en la tipología de hogares que contituyen los jóvenes. La reciente encuesta Continua de Hogares (ECH) del INE muestra que las parejas sin hijos han sido la forma de convivencia más habitual, representando un 30% del total: 26,6% entre hombres y un 30,9% entre mujeres. 

En otro punto se encuentra el porcentaje de jóvenes que viven solos. Un 22,8% de hombres de menos de 30 años viven solos y un 12,2%, son mujeres. La estructura de hogares se concentra, pues, en parejas sin hijos (que ha disminuido entre las mujeres jóvenes, especialmente) y ha aumentado el grupo denominado "personas que no forman pareja y sí tienen parentesco distinto a padre e hijo". En ese grupo, por ejemplo, se encontrarían las personas que comparten hogar. 

Hoy por hoy, la principal modalidad para emanciparse es el alquiler de una vivienda libre. Sin embargo, los precios se han incrementado casi un 20% de media en España y, a su vez, cada vez hay menos cantidad de viviendas disponibles.

Para sufragar el alquiler medio, unos 767,09 euros mensuales, conllevaría a una persona joven dedicar el 85,4% de su sueldo exclusivamente a la renta ( el 71,1% en 2016). Sin añadir el gasto de suministros. Los datos del informe del CJE reflejan que el sobreendeudamiento en los hogares de jóvenes que viven de alquiler se ha disparado, pasando del 17,3% en 2015 al 19,6% en 2016 (y a la espera de actualizar los mismos datos de 2017).