Información sobre vivienda y economía

Sareb pone a la venta más de 500 parcelas desde 3.200 euros para hacer chalets

Suelo en venta en Baleares
Foto: Sareb
Autor: Redacción

Sareb, la sociedad que gestiona los activos de los bancos rescatados, ha lanzado una campaña comercial para seguir cumpliendo su cometido y reducir a cero su cartera antes de 2017.

Si la semana pasada se conoció que la compañía liderada por Jaime Echegoyen ha puesto a la venta el mayor portfolio desde su creación en 2012 (10.000 millones en créditos tóxicos), ahora ha anunciado la venta directa de activos: se trata de 534 parcelas residenciales ubicadas en diferentes puntos de España cuyos precios van desde los 3.200 euros hasta el millón de euros. Al menos una treintena de ellos cuestan menos de 20.000 euros. 

Los terrenos están destinados a la construcción de viviendas unifamiliares y la mayoría se ubica en Cataluña, aunque también hay activos en Andalucía, las islas, Galicia y el centro del país. 

"Más de dos tercios de los activos se ubican en Cataluña, debido a la alta concentración en las provincias de Barcelona (117 parcelas), Tarragona (75) y Lleida (68). En la Cornisa Cantábrica, A Coruña suma 42 activos a la campaña, mientras que en el interior de la Península destaca Toledo (36) y, en el sur, Málaga (35)", detalla el comunicado. 

Las características de las parcelas que vende Sareb (ubicación, dimensión, precio, planos...) se pueden consultar en la web de la sociedad, mientras que las transacciones correrán a cargo de los 'servicers' con los que trabaja: Altamira, Haya Real Estate, Servihabitat y Solvia.

La sociedad ya ha hecho balance de su primer lustro en el mercado: desde su creación, ha amoritzado una cuarta parte de su deuda y ha vendido más de 68.000 inmuebles, mientras que ha decidido sacar a bolsa la socimi Témpore Properties, valorada en unos 150 millones de euros, con el fin de dar entrada en su capital a nuevos accionistas y de trasladarle más activos en los próximos años. 

>> Consulta aquí los inmuebles de Sareb en idealista