Información sobre vivienda y economía

San Sebastián podría subir la renta del alquiler social para sacar al mercado más pisos vacíos

Autor: Redacción

San Sebastián, una de las capitales con el precio del alquiler más caro de toda España, está estudiando medidas para sacar al mercado más casas vacías.

La última propuesta que está analizando la sociedad municipal de vivienda, Donostiako Etxegintza, es elevar la renta máxima permitida actualmente en los alquileres sociales con el fin de atraer a más propietarios y aumentar el parque de viviendas asequibles en la ciudad.

El límite se encuentra en 750 euros, un importe que podría elevarse si finalmente se lleva a cabo la propuesta. La sociedad municipal es consciente de que en los últimos tiempos se ha estancado el número de contratos en vigor: actualmente hay 323.

De momento no está claro si el organismo llevará a cabo la propuesta, ya que el programa de alquileres sociales está destinado a dar una solución habitacional a los ciudadanos con menos recursos, y teme que un incremento de la renta máxima pueda seguir elevando el precio del alquiler.

Según los datos de idealista, el precio del m2 en San Sebastián se situó a cierre de junio en 15,4 euros, siendo la tercera cifra más elevada de todas las capitales. Solo Madrid (16,1 euros/m2) y Barcelona (17,2 euros/m2) le superan. En los últimos 12 meses, el encarecimiento se acerca al 21%.

Una propuesta del Gobierno central

Esta solución que está analizando la urbe vasca llega en un momento en el que los pisos vacíos se han convertido en el centro de las miradas inmobiliarias. El Gobierno ha dejado claro que quiere acotar el concepto de vivienda vacía y establecer penalizaciones a aquellos propietarios que decidan no sacar sus inmuebles al mercado, ya sean particulares o empresas.

Desde el sector sostienen que la intención del Ejecutivo rompe con las directrices del libre mercado y afirman que tendrían un mayor efecto las bonificaciones fiscales a quienes decidan alquilar sus pisos vacíos que penalizar a aquellos que no lo hagan.