Información sobre vivienda y economía

Las promotoras: el retraso en la obtención de licencias es un cáncer que encarece las casas

Autor: Redacción

Los promotores ponen el grito en el cielo contra los tiempos que manejan los ayuntamientos a la hora de concederles licencias para desarrollar nuevas viviendas.

Y es que, en algunos casos, los procesos administrativos municipales llegan a demorarse hasta un año y medio, lo que para el sector supone un retraso en sus planes estratégicos y para el comprador, un precio superior de la vivienda.

Los tiempos que tardan las licencias varían en función de la promotora y del consistorio que deba conceder el permiso en cuestión. En el caso de AEDAS Homes y H Habitat, por ejemplo, el periodo está entre 3 y 18 meses, mientras que en el de Kronos Homes los tiempos son algo más reducidos: entre 7 y 14 meses.

Metrovacesa asegura que debe esperar entre 2 y 12 meses para obtener las licencias, mientras que Neinor Homes habla de entre 3 y 13 meses, en línea con Vía Célere. Quabit es la promotora que consigue antes los permisos, con un tiempo de entre 2 y 9 meses. En el caso de las licencias de primera ocupación, los retrasos pueden alargarse hasta el medio año, por lo que el tiempo medio para la obtención de los permisos se sitúa alrededor de los 20 meses.

Para la patronal de las promotoras y constructoras (APCE), esta parálisis es un cáncer para el sector, ya que se tarda prácticamente lo mismo en conseguir las licencias que en levantar un bloque de más de 100 viviendas. Por eso, el ladrillo pide a la Administración Pública que acelere los procesos y evite que esos plazos acaben encareciendo los nuevos desarrollos residenciales, en un momento en el que la oferta de casas es escasa.

¿Y dónde se producen los mayores atascos administrativos? Según los datos que maneja APCE, Valencia es la peor provincia con un plazo medio de 18 meses para aprobar una licencia de obra. En el caso de Barcelona el promedio ronda los 14 meses, mientras que en Madrid, Alicante o Zaragoza ronda los 12 meses. En Sevilla, Baleares y Murcia el tiempo se acorta hasta los 10 meses, aproximadamente.

Si miramos los datos por municipios, descubrimos que en Majadahonda y San Sebastián de los Reyes (ambos en Madrid) los consistorios tardan de media 17-18 meses en aprobar los permisos, mientras que en Córdoba o Barcelona capital el plazo ronda los 13 meses.

Al otro lado de la tabla encontramos varias localidades malagueñas, entre ellas la capital y Estepona, donde las promotoras esperan de media entre dos y tres meses. También destaca la rapidez de ayuntamientos como Pontevedra, Valdemoro (Madrid), Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Jávea (Alicante), Dos Hermanas (Sevilla), Getxo (Vizcaya), Algeciras (Cádiz) y Lasarte-Oria (Guipúzcoa).