Información sobre vivienda y economía

Por qué es una buena idea comprar una casa prefabricada de madera

OjOvivOfoto
OjOvivOfoto

El nuevo ciclo inmobiliario es de color verde. La eficiencia y la sostenibilidad se han convertido en unos de los valores más deseados en las nuevas casas y, es por eso, que materiales como la madera, de gran carácter ecológico, y técnicas como la industrialización han cobrado protagonismo en los últimos tiempos.

“La diferencia principal estriba en el alto impacto que supone la construcción tradicional en el medioambiente, frente a una construcción industrializada, racional y flexible que limita mucho dicho impacto. No solo se trata de consumo energético o emisiones de CO2, sino de una cuestión que comprende todo el ciclo de vida, desde la extracción de los materiales hasta su posterior reciclado”, comenta a idealista/news Francisco Saiz, socio director de Modulab, empresa que fabrica casas de madera altamente ecológicas.

En España no hay tradición de construir casas de madera, pero en países como Estados Unidos o Noruega es el principal material que se emplea para las viviendas, desde siempre. Uno de los miedos que asolan a los potenciales clientes sobre comprar una vivienda de madera es la seguridad. “El cuento de los ‘Tres cerditos’ ha hecho mucho daño en el inconsciente colectivo. La madera es un material totalmente seguro tanto para estructura como acabados y cualquier edificación construida con este material tiene que cumplir el Código Técnico de Edificación (CTE),  igual que cualquier otro”, expone Saiz.

Por qué escoger una casa prefabricada de madera

Modulab o ABS son solo dos de las muchas empresas que apuestan por construir casas de madera en fábricas y ambas coinciden en intentar sustituir el término ‘prefabricado’ por ‘industrializado, ya que el primero lleva connotaciones negativas. Francisco enumera así las ventajas por decantarse por una de estas viviendas.

  • Reducción de plazos
  • Fiabilidad de coste
  • Mayor calidad
  • Mayor seguridad en obra
  • Mayor eficacia constructiva
  • Mejores condiciones de trabajo
  • Menor generación de residuos
  • Reversibilidad del proceso

En cuanto al tiempo de construcción para una vivienda tipo de 150m2 de superficie, Modulab tarda 15 horas en hacer el montaje de la envolvente y seis meses en terminar la casa al completo. “Es la mitad de tiempo que una vivienda de construcción tradicional, además cuenta con un nivel de acabado muchísimo mayor y un nivel de eficiencia muy elevado”, afirma el directivo.

Una grúa 'planta' un módulo de una vivienda / Modulab
Una grúa 'planta' un módulo de una vivienda / Modulab

Para construir una casa de madera se unen sistemas de ensamblaje de laminados, aglomerados, fibras o madera natural con otros sistemas de aislamiento térmico. Mejor será la casa cuando mejores materiales se empleen.

Respecto al precio, es relativo, ya que depeden de las características, superficie, acabados, calidad, etc. Por poner una cifra, el precio en el que se mueve Modulab es de 1.000 euros/m2 de una casa estándar y 1.200 euros/m2 de una casa a medida.

Mantenimiento

Aunque no hay que temer al fuego o a los insectos, si que es cierto que se necesita aplicar tratamientos específicos a la madera para mejorar su resistencia a las inclemencias del tiempo.

Si quieres que la vivienda siga en pie durante mucho tiempo, se debe aplicar una capa de barniz -sin lijado previo- a la madera. El tiempo que debe pasar desde que se realiza este tratamiento suele ser de cuatro años, pero depende de factores como el clima, la incidencia del sol o el lugar donde se encuentre la vivienda.

Clientes preocupados por el medioambiente

Sobre el perfil de cliente que se interesa por una de estas casas, Modulab comenta que existe gran diversidad, desde parejas jóvenes hasta inversores que apuestan por la sostenibilidad como valor de futuro. “Durante los últimos años ha aumentando la demanda. El denominador común es un cliente que busca otra cosa. No quieren saber nada del modelo económico que nos llevó al estallido de la burbuja inmobiliaria. Son personas que no agotan la edificabilidad de la parcela, que valoran la calidad espacial y flexibilidad de su vivienda y, sobretodo, que sea una casa sana, amable y eficiente”, narra Saiz.

Una suite transportable / Modulab
Una suite transportable / Modulab

Modulab nació en 2007 con la misión de mejorar la vida de las personas y el medioambiente a través de procesos industrializados de ecoeficiencia y bajo impacto en la edificación. Todas las viviendas que construyen son pasivas y acaban de entregar su primera passivhaus certificada. En estos 12 años, han construido 40 casas y actualmente están desarrollando proyectos de hoteles y colegios con los mismos sistemas.