Información sobre vivienda y economía

El estado de Oregón (EEUU), el primero en implantar un límite a los precios del alquiler

Downtown Portland, en Oregón / Gtres
Downtown Portland, en Oregón / Gtres
Autor: Redacción

Oregón se convirtió la semana pasada en el primer estado de EEUU en poner en marcha el control universal de alquileres. En concreto, la ley establece que los límites a las subidas del alquiler sólo se podrán aplicar a casas con más de 15 años de antigüedad y en las que el inquilino haya vivido al menos durante un año. En estos casos, el propietario podrá subir la renta como máximo un 7% anualmente. También se prohíben los desalojos "sin causa", cuando se produce un desahucio sin que haya existido un impago ni un incumplimiento del contrato, en un intento por brindar ayuda inmediata y generalizada a las familias más vulnerables. 

Aunque asociaciones de inquilinos de Oregón se habían movilizado durante dos décadas para aprobar leyes de control de alquileres, la aprobación de la ley abordará lo que recientemente se ha convertido en una situación de crisis.

Oregón ahora se une a los estados de California, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York y la ciudad de Washington DC como lugares con algunas políticas de estabilización de alquileres. Otros tres estados, Colorado, Illinois y Washington, están considerando medidas estatales similares. Actualmente, 37 estados prohíben totalmente el control de alquileres.

Aproximadamente la mitad de los inquilinos en todo el país gastan más del 30% de sus ingresos al alquiler. Aunque el problema afecta a las zonas urbanas y rurales, es más frecuente que pase en las comunidades con bajos ingresos.

A medida que aumenta el número de sin techo en todo el país, el impulso a la protección de los inquilinos se ha convertido en un tema fundamental en la política local, con ciudades y estados elaborando ordenanzas de estabilización de alquileres que abordan específicamente el desahucio.

El “primer paso es crucial”

Las medidas de estabilización del alquiler podrían recorrer un largo camino para aliviar la crisis de viviendas asequibles del país, según el informe "Nuestras casas, nuestro futuro: cómo el control de alquileres puede construir comunidades estables y saludables", publicado el mes pasado por PolicyLink, el Center for Popular Democracy y Right to the City Alliance.

Si todas las jurisdicciones que actualmente están debatiendo las políticas de control de alquileres adoptaran esta medida, 12,7 millones de inquilinos estadounidenses podrían ver estabilizada su situación vital, según el informe. Si el control de alquileres fuera adoptado por todos los estados, o mediante una política federal, un total de 42 millones de hogares en alquiler podrían verse protegidos.

Solo en Oregón la nueva legislación de control de alquileres estabilizará de inmediato a medio millón de hogares, señala el informe, la mayoría de los cuales cuentan con bajos ingresos.

Cómo se limitará el precio del alquiler

La ley establece que los límites a las subidas del alquiler sólo se pueden aplicar a casas con más de 15 años de antigüedad y que hayan estado viviendo en la casa al menos durante un año. Y el control de precio es que no pueden subir anualmente más de un 7%.

Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, considera que “si en España se aplicara la regulación de Oregón no habría el más mínimo problema. ¿Garantizar por ley a los propietarios de viviendas de más de 15 años que a los inquilinos que estén al día en el pago de la renta y lleven un año de alquiler se podrá subir anualmente la renta hasta un 7%? En España la legislación es hoy día mucho más garantista que la novedad de Oregón. Esta ley de control del precio de alquiler la firmaría cualquier propietario”.

Pero las ciudades tienen que construir más viviendas

De la misma manera que el control de alquileres de emergencia ofrece un respiro para los inquilinos, también da tiempo a las ciudades para evaluar la mejor manera de ayudar a las comunidades más afectadas. Los gobiernos locales deben trabajar para asignar recursos para aumentar la oferta de vivienda, lo que requiere tiempo, dinero y voluntad política. Los políticos de Oregón están trabajando en la creación de un mayor parque de viviendas asequibles.