Información sobre vivienda y economía

La vivienda en España se sigue comprando al contado: madrileños, vascos y navarros los que más se hipotecan

El 55,5% de las casas que se compran en España se adquieren a tocateja. Según los notarios, el 45,5% de las compraventas de 2018 se realizaron mediante una hipoteca, su mayor volumen desde 2011. Mientras en las regiones del Levante, Canarias y Cantabria se paga mayoritariamente al contando, los madrileños (63,6%), vascos (64,5%) y navarros (54,3%) son los que más se hipotecan.

El mapa de compraventas de viviendas en 2018 que ofrece el Consejo General del Notariado vuelve a reafirmar que el mercado está al alza, con sus 584.660 transacciones, un 9% más que en 2017 y el segundo mejor dato de la serie histórica desde 2008. El precio medio de la vivienda se situó en 1.408 euros/m2, un incremento del 2,6% interanual, el precio más alto desde 2010, cuando llegó a los 1.665 euros/m2.

Mientras, el mercado hipotecario también crece con casi 266.300 préstamos hipotecarios contratados en 2018 destinados a la adquisición de una vivienda. Es un 14% más que en 2017, y marcando por quinto año consecutivo subidas de dos dígitos en la contratación de hipotecas. El importe medio de este tipo de préstamos llegó a los 138.713 euros, un 3,5% más que año anterior.

Más compras con recursos propios que con hipoteca

 

Pese a este incremento del mercado hipotecario en España, la mayoría de las casas que se transmiten en compraventa se hacen al contando. Según los datos de los notarios, de media ‘solo’ el 45,5% de las operaciones ha necesitado un préstamo para poder adquirirla. Alcanzó su máximo en 2007, con un 60,9% del mercado transaccional de viviendas.

El dato de 2018 es el mejor que se registra desde 2010, cuando se alcanzó el 53,5%, justo cuando se dio la vuelta a la estadística. Antes de los peores años de la crisis, era la compra con una hipoteca mediante la que dominaba el mercado de la vivienda. El pasado año volvió a crecer después de que cayera en 2017 (43,5%), y ha subido 14 puntos porcentuales desde los mínimos alcanzados en 2013 (31,5%).

Sin embargo, la situación en España es bastante heterogénea. Mientras las regiones del Levante, Comunidad Valenciana (32,2%) Murcia (35,5%), Cantabria (38%) o Canarias (39,3%) registran las menores tasas de contratación de hipotecas para la compra de vivienda, y apenas alcanzan el 40% del total de transacciones.

En algunas de estas regiones hay un pequeño cambio de tendencia, con subidas en la contratación de hipotecas en Cantabria, la Comunidad Valenciana o Canarias, donde se incrementa casi cinco puntos porcentuales. Pero en Murcia, la compra al contando sigue dominando y las transacciones con hipoteca caen más de un punto porcentual frente a 2017 (36,7%) pese a que las compraventas se han incrementado un 13,7% en la región murciana.

Por el contrario, País Vasco (64,5%), Madrid (63,6%) y Navarra (54,3%) son las comunidades con mayores tasas de contratación de hipotecas para comprar una casa sobre el total de operaciones. Pero mientras en las regiones del norte, ese porcentaje cae ligeramente frente a 2017, en Madrid crece casi tres puntos porcentuales desde el 60,9% de 2017.

País Vasco sigue registrando el mayor volumen de contratación de hipotecas para la compra de una vivienda de toda la serie histórica cuando en 2007 alcanzó el 84,3% del total de operaciones. Madrid se le acerca, cuando ese mismo año contó con el 81,3% del total de transacciones realizadas con una hipoteca mediante.

Por el importe medio de la hipoteca, Madrid supera los 200.000 euros por primera vez desde 2008, lo que supone una subida del 5,1% frente al año anterior. Mientras, el mayor incremento del importe medio fue en Baleares, con un 8,6%, para quedarse en 192.137 euros, su cifra más alta también desde 2008. Seguido de Cataluña (7,7%) hasta los 160.903 euros.

No todas las regiones han registrado subidas del importe medio hipotecario sobre la compra de vivienda. La Rioja (-6,6%) Castilla-La Mancha (-3,4%), Galicia (-2,4%), Extremadura (-0,5%) y País Vasco (-0,3%) tuvieron caídas del importe hipotecado. De hecho, la comunidad que registra el importe medio más bajo es Extremadura, con 88.855 euros.