Información sobre vivienda y economía

Cinco consejos para los jóvenes que compran su primera vivienda

Autor: Redacción

Si estás en ese momento en el que estás decidido a comprar tu primera casa, ya sea solo o en pareja, no dudes en revisar estas recomendaciones de otros jóvenes que ya han dado el paso. Lo más importante es lograr una hipoteca razonable, así que primero consigue ahorros; elegir bien la zona donde quieres vivir y cuanto espacio necesitas en la casa hasta no duda en acudir a expertos que te asesoren, sin olvidarte de contar con los gastos comunes que tendrás que asumir.

Un estudio de Bank of West de EEUU afirma que el 68% de los jóvenes cambiaría algo de la compra de la vivienda que hizo en su momento. Para evitar que te arrepientas de haber elegido una opción poco afortunada en la compra de tu casa, aquí van unos sencillos consejos para que los tengas en cuenta si estás buscando ahora mismo:

  • Elige bien la zona. Acertar con el barrio donde vivirás puede suponer un ahorro en transporte, colegios, gasolina, supermercados, etc. Cuantos antes estés en la zona deseada mejor, porque también te podrás aprovechar de cualquier subida de precio si fuera necesario cambiar de casa. A largo plazo, las zonas ‘prime’ suele ser más estables -las últimas que bajan con las crisis y las que primero suben con las recuperaciones- y facilita mucho saltar de casa en estar en el mismo plano de revalorización de las viviendas a las que te deseas cambiar.
  • Ahorrar para abrir una hipoteca razonable y que te permita vivir cómodamente. Las entidades financieras suelen financiar hasta el 80% del valor de tasación o compra y los pagos que supongan menos del 30% de los ingresos. En serio, respeta estos límites. Vas a estar obligado a tener dinero ahorrado, pero si te puedes permitir hacerlo ahora, vivirás más tranquilo el resto de tu vida.
  • Costes de mantenimiento y gastos recurrentes. Es bonito independizarse y tener su propia casa, pero cuesta… mucho dinero. Y no solo es el precio de compra. A eso hay que sumar los impuestos y es todo lo relacionado con vivir solo (o en pareja) sin depender de los padres. Es hora de cojas una hoja de Excel y empieces a sumar todos los gastos: impuestos, luz, agua, gas, comunidad, transporte, etc.). ¿Estás seguro de que los podrás afrontar?
  • Visita la vivienda con un experto. Y no solo expertos de una agencia inmobiliaria que te podrán asesorar en todo lo relacionado con la compraventa. Si en lo que estás interesado es en una vivienda de segunda mano, aseguraté que no tendrás costes añadidos a la hora de reformar. La mayoría no somos albañiles, ni arquitectos, por lo que conviene visitar la vivienda con algún experto para no tener que afrontar más gastos de los previsto, ni disgustos posteriores. Igualmente, pregunta al presidente de la Comunidad o al Administrador de Fincas por información sobre la vivienda en cuestión (deudas, derramas, etc.).
  • Calcular bien el espacio que vas a necesitar en los próximos años. Esto es importante para no tener que comprar otra casa mayor, y pagar más impuestos, en un corto periodo de tiempo. Cada cambio de casa cuesta y mucho. No estamos hablando solo del coste de comprar una casa mayor, hablamos de los impuestos adicionales (plusvalías, itp, ajd, etc.). No siempre puedes comprar la casa de tus sueños a la primera, sobre todo siendo joven, pero trata de evitar de comprar numerosas casas intermedias solo por ahorrar en impuestos. A la larga sale más caro.