Información sobre vivienda y economía

La mejor forma de pasar el verano en casa: tener tu propio parque acuático

John Daugherty Realtors
John Daugherty Realtors
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Cuando llega el calor, y los niños están de vacaciones, es imprescindible hacer planes que permitan escapar del calor y a la vez entretener a los peques. Una de las opciones para lograr estos dos objetivos es acercarse a algún parque acuático. Y, aunque es cierto que resultan muy divertidos, también lo es que hay que armarse de paciencia para aguantar bajo el sol largas colas antes de montar en alguna de las atracciones. Y es que el éxito de estos lugares de ocio hace que, en fechas claves, las aglomeraciones no tengan nada que envidiar a las del metro en hora punta.

Si te gustan los parques de acuáticos, pero no te tanto la idea de estar rodeado de tanta gente, tenemos buenas noticias: es posible tener tu propio parque acuático. De esta forma podrás disfrutar tú solo o con la gente a la que quieras invitar. Y lo mejor es que, como es tuyo, nadie te prohibirá lanzarte todas las veces que quieras sin necesidad de hacer cola. Ya ves, todo son ventajas: tu parque, tus reglas.

Son muchos ejemplos los que demuestran que esto es posible Sin embargo, y sin ánimo de querer ser aguafiestas, tienes que saber que disfrutar de este caprichoso lujo tiene un precio, y no es precisamente bajo. Pero si dispones de algún que otro millón de euros, o encuentras a alguien que esté dispuesto a prestártelo, aquí te enseñamos dos oportunidades que no querrás desaprovechar: dos impresionantes mansiones, con todo tipo de lujos, entre ellos, un parque acuático.

1. Rodeado de bosque

Tiene casi un km2
Está en Crosby (Texas, EEUU) / John Daugherty Realtors

Esta primera opción consiste en una mansión que se construyó en 2014, por orden de sus actuales propietarios. Se encuentra en las afueras de Houston, en concreto en la localidad de Crosby (Texas, Estados Unidos). El lugar escogido fue una inmensa finca de casi un kilómetro cuadrado de extensión. Todo el perímetro está poblado por una gran cantidad de árboles que conforman un pequeño bosque, que, además de crear un ambiente más fresco y agradable, evita que cualquier curioso pueda ver lo que pasa dentro del recinto.

Las cifras de la casa son imponentes, como, por ejemplo, sus más de 1.000 m2, distribuidos en dos espacios muy bien diferenciados. Por un lado, la parte destinada al hogar; por otro, toda un ala destinada al entretenimiento.

La agente inmobiliaria Kirsten Seglem, de la agencia John Daugherty Realtors, dijo que el ala de entretenimiento autosuficiente. Esto significa que, aunque su principal finalidad es el ocio, en realidad, es como una casa completa, que cuenta con una cocina gourmet, un bar, diversos cuartos de baño y una logia, con paneles de vidrio, que se abre al patio trasero. Sin embargo, se mantiene en contacto con el resto de la vivienda, gracias a un corredor cerrado que cuenta con su propio sistema de aire acondicionado.

La otra parte de la mansión, destinada a vivienda, es tan sorprendente como la anterior, y se compone de ocho habitaciones. Además, dispone de todo un apartamento de invitados con otras dos habitaciones, equipada con una cocina completa, que se encuentra sobre un garaje con capacidad para más de cinco automóviles. Todo esto se completa con ocho baños completos y seis aseos.

La casa tiene ocho habitaciones y ocho baños, más seis aseos
Tiene una playa de arena, un tobogán y un solárium / John Daugherty Realtors

Pero lo más llamativo no es la vasta extensión de tierra que la rodea, ni los innumerables lujos que se encuentran dentro de la casa, sino que cuenta con su propio parque acuático, que encuentra en el jardín delantero. El conjunto se compone de una impresionante piscina de forma libre, una entrada que recuerda a una playa de arena, una gruta a la que se puede entrar, un tobogán, un solárium para tomar el sol, una bañera de hidromasaje e, incluso, una bonita y exótica cascada. Como guinda a este dulce pastel, un río lento rodea la piscina.

Además, si se quiere lucir palmito cuando llega la época del bañador, puede aprovecharse el gimnasio privado para ponerse en forma. También hay una especie de cochera con capacidad para varios automóviles y para un pequeño yate. Esta casa es tan exclusiva que incluso los perros disponen de su propia zona de aseo, con un amplio espacio cercado en el que las mascotas pueden hacer sus necesidades con total libertad.

La mansión está escondida entre los árboles
Cuesta 2,5 millones de dólares / John Daugherty Realtors
Otra ventaja adicional es que, a pesar de la privacidad de la que disfruta, no está muy lejos de cualquier atisbo de civilización. “Es muy privada, pero se puede llegar a la tienda de comestibles en menos de 15 minutos", afirma Seglem, por lo que se trata de "una ubicación muy conveniente”.

Sin duda, una buena inversión, si dispones de los 2,5 millones de dólares (cerca de 2,23 millones de euros), que es el precio por el que se vende.

2. La piscina doméstica más grande del mundo

Tiene más de 160.000 m2
Está en Texas (EEUU) / Houston Realtors Information Service
Otro magnífico ejemplo de que es posible tener un parque acuático para uso particular lo volvemos a encontrar en Texas, a pocos kilómetros del anterior. Esta vez en una localidad llamada El Campo.

La finca alcanza los 161.874 m2, en la que se encuentra una fantástica vivienda de casi 700 metros cuadrados, que se distribuyen en cinco dormitorios, cuatro baños y una cocina de lujo. Como complementos, se añade un bar, un teatro, una sala de juegos, un granero y dos apartamentos de invitados. Cada habitación tiene sus propios diseños y temas originales, con pisos de madera rústicos que cubren la entrada, un comedor formal y una sala de estar con azulejos decorados y mármol que adornan la cocina y el rincón gourmet totalmente equipados.

Tiene capacidad para 2,7 millones de litros
Se llama ‘Thunder River’ / Houston Realtors Information Service

Pero lo que, sin duda, destaca sobre todo lo demás, es su parque acuático, llamado ‘Thunder River’. La capacidad de la piscina es de más de 2,7 millones de litros de agua, lo que la convierte en la piscina residencial más grande del mundo. Pero, además, este pequeño oasis cuenta con un tobogán acuático de 6 metros, un jacuzzi para 28 personas, un río lento con velocidad ajustable, una gran bañera de hidromasaje y un chiringuito en un bungalow. El conjunto se completa con algunas cascadas, paredes de escalada y columpios con cuerdas, lo que crea el ambiente ideal tanto para la diversión como para el relax.

Su primer propietario, MIke Mobley, construyó esta impresionante mansión en 2005. Para ello, desembolsó nada menos que 3 millones de dólares. Pero la inversión no acabó ahí, ya que se estima que el coste de mantener esta vivienda puede alcanzar los 30.000 dólares (casi 28.000 euros) al año. Hace poco, después de varios meses, Mobley consiguió vender la propiedad por 3,5 millones de dólares, algo menos de los 5 millones que esperaba obtener hace algunos meses.

Su primer propietario fue MIke Mobley
Se construyó en 2005 / Houston Realtors Information Service

Es cierto que estas casas no tienen, precisamente, un precio bajo, pero ¿a quién no le gustaría disfrutar de su propio acuático, sin tener que salir de casa y, lo mejor, sin tener que hacer largas colas bajo el sol?