Información sobre vivienda y economía

Ventajas de la sostenibilidad: una casa eficiente consume un 70% menos y vale un 20% más

FIABCI
FIABCI
Autor: Redacción

Las construcciones sostenibles cada vez están más de moda y su llegada masiva al mercado es uno de los desafíos a futuro del sector. Desde la delegación española de la federación de profesionales FIABCI recuerdan que entre sus ventajas está que reducen hasta el 70% del consumo de energía y que, además, revalorizan el inmueble hasta un 20%.

Madrid y Barcelona, los dos grandes polos residenciales del mercado inmobiliario doméstico, son las ciudades que concentran más de la mitad de las viviendas sostenibles de España y aun así se encuentran a la cola del ranking europeo.

Según FIABCI, "el clima y la obsolescencia del parque español de viviendas son los dos principales factores que explican el elevado consumo, el derroche energético y las altas emisiones debido a la falta de preparación de las viviendas para un sistema de control energético eficiente. De esta manera, el ahorro y el coste varían en función de la ciudad y la época del año".

Por ciudades, Zúrich, Estocolmo, Hamburgo, Frankfurt, Londres, Copenhague, Ámsterdam o Viena encabezan la lista de capitales europeas más sostenibles, mientras que en la parte baja las ciudades estarían Vitoria y Madrid, seguidas de Barcelona, San Sebastián, Bilbao, Zaragoza y Burgos. Una posición que pone de relieve los esfuerzos que deben hacerse próximamente para cumplir el Protocolo de Kioto y la Directiva 2012/27/UE, que establecen que todos los países de la UE deben conseguir un consumo energético casi nulo en sus edificaciones a partir del 31 de diciembre de 2020.

"El texto que entró en vigor en diciembre de 2012, exige a los Estados miembros que fijen objetivos nacionales orientativos de eficiencia energética a fin de asegurar la consecución del objetivo principal de reducir el consumo de energía en un 20% para 2020. La eficiencia energética depende de elementos que van desde el diseño del edificio y los materiales empleados hasta el aprovechamiento de los recursos naturales como la luz solar, viento o calor del suelo", detalla Raisa Venermo, representante de FIABCI España, quien insiste en que la construcción sostenible se ha de basar en una adecuada gestión y reutilización de los recursos que contempla toda la vida de una edificación. El beneficio final no sólo es ambiental, sino también económico y social".

Según sus cálculos, la inversión inicial necesaria para convertir una casa en sostenible se sitúa entre 20.000 y 40.000 euros, cantidad que se puede amortizar en un plazo de unos 10 años.