Información sobre vivienda y economía

El inmobiliario en Barcelona: valoración de 2019 y un vistazo a 2020

Barcelona sigue atrayendo a compradores de todo el mundo

Barcelona
Barcelona
Autor: Redacción

Barcelona sigue atrayendo a compradores de todo el mundo, gracias a su excepcional calidad de vida y a la creciente cantidad de oportunidades de inversión. La ciudad ocupa el séptimo lugar en el mundo en cuanto a la atracción de proyectos de inversión extranjera, según el Global Cities Investment Monitor 2019 de KPMG, debido en gran parte a la importante presencia de potenciales empleados cualificados, una extensa red de proveedores industriales y la ubicación estratégica de la ciudad. BCN Advisors hace un repaso sobre cómo ha sido el 2019 para el negocio inmobiliario y cuáles son las claves para 2020 en el mercado catalán.

Los últimos datos del Registro de la Propiedad muestran que los compradores extranjeros en la provincia de Barcelona representaron el 9,6% del total de las ventas en el tercer trimestre de 2019, una proporción ligeramente superior a la del tercer trimestre de 2018, cuando los compradores extranjeros representaron el 8,8%, y significativamente mayor que la proporción de todo el año 2012, cuando representaron algo más del 6%.

En cuanto a la venta de propiedades, desde enero de 2014, en torno al inicio de la recuperación inmobiliaria, los inversores que adquieran inmuebles en Barcelona habrán obtenido una excelente rentabilidad, con un aumento de los precios del 41,9% en el Eixample, del 38,3% en Sarrià-Sant Gervasi, del 37,6% en Gràcia, del 37,4% en el Casco Antiguo de Barcelona y del 32,2% en Sant Martí (que incorpora Diagonal Mar) en este tiempo.

Desde junio de 2019 se observa una ligera tendencia a la baja, con un precio medio en el conjunto de la ciudad de 4.114 euros por metro cuadrado en enero de 2020, lo que supone un descenso anual del 2,9%. Sin embargo, los precios medios ya han superado a los de enero de 2008, cuando se produjo el pico del mercado previo a la crisis económica, en un 5,3%.

Los precios medios de 7 de los 10 distritos de la ciudad también mostraron disminuciones anuales: los precios en el Casco Antiguo de Barcelona finalizaron el mes de enero en 4.308 euros por metro cuadrado; en el Eixample, 4.660 euros; en Gràcia, 4.176 euros; en Sant Martí (que incorpora Diagonal Mar), 3.740 euros; y en Sarrià-Sant Gervasi, 5.336 euros por metro cuadrado. Los distritos de Les Corts y Nou Barris registraron aumentos anuales y los precios terminaron el mes de enero con 4.855 euros y 2.574 euros por metro cuadrado, respectivamente.

Las variaciones de los precios medios del metro cuadrado en los 10 distritos fueron las siguientes:

  • Nou Barris (+3,9%)
  • Sant Andreu (0%)
  • Les Corts (+1,5%)
  • Casco antiguo de Barcelona (-1,6%)
  • Sarrià-Sant Gervasi (-2,0%)
  • Eixample (-2,6%)
  • Horta Guinardó (-2,9%)
  • Sants-Montjuïc (-3,0%)
  • Sant Martí (-4,0%)
  • Gràcia (-7,7%)

En el caso del precio de los alquileres, nos encontramos ante una tendencia diferente, ya que los precios en el conjunto de la ciudad registraban un aumento del 2,2% a finales de enero de 2020, terminando el mes con 16,7 euros por metro cuadrado. Los precios medios de los alquileres en todos los distritos de la ciudad, excepto en uno, también mostraron un aumento, con un incremento del 5,5% en el Eixample (17,4 euros por metro cuadrado), del 3,2% en el Casco Antiguo de Barcelona (19,2 euros) y del 2,5% en Sarrià-Sant Gervasi (17,0 euros). Los precios medios de alquiler en Sant Martí (que incorpora Diagonal Mar) mostraron un descenso del 4,5%, terminando el mes de enero de 2020 en 15,6 euros por metro cuadrado.

Barcelona: volumen de transacciones de venta

Siguiendo la tendencia general en toda España, el número de transacciones en el conjunto de la ciudad de Barcelona en los 9 primeros meses de 2019 registró un descenso del 1,1%, en comparación con el mismo período de 2018, con una disminución de las ventas de 11.257 a 11.132. Sin embargo, han aumentado un 25,1% en comparación con el mismo período de 2014 (8.899 ventas) y un 4,8% en comparación con el mismo período de 2007 (10.620 ventas), según datos del Ministerio de Fomento.

El número de transacciones de venta de vivienda nueva en los primeros 9 meses de 2019 registró una disminución del 10,3%, de 621 a 55 ventas. Las ventas de viviendas nuevas siguen siendo un 40,6% inferiores a las del mismo período de 2014 (937 ventas), pero son solo un 6,19% inferiores a las del mismo período de 2007 (1.461 ventas). Las ventas de vivienda nueva en la ciudad de Barcelona en los primeros 9 meses de 2019 representaron el 5% del total de las ventas, una proporción ligeramente menor que en los primeros 9 meses de 2018, cuando representaron el 5,5% de las ventas totales. La proporción también es menor que en el mismo período de 2007, cuando las ventas de viviendas nuevas representaron el 13,5% del total de las ventas.

“Políticamente, 2019 fue un año bastante agitado tanto en Cataluña como en el conjunto de España y esto, a su vez, repercutió en las ventas de viviendas”, comenta el CEO de BCN Advisors, Francisco Nathurmal. “Con la formación de un nuevo gobierno en España y las negociaciones para reanudar el diálogo sobre Cataluña, esperamos una confianza renovada para que el mercado y las ventas se recuperen de nuevo. Los precios en Barcelona han crecido exponencialmente desde mediados de 2014, por lo que la actual ralentización ofrece a los inversores la oportunidad de aprovechar estos precios atractivos antes de que empiecen a subir de nuevo. Barcelona sigue siendo una de las ciudades más atractivas en términos de estilo de vida por un sinfín de razones y la inversión en propiedades aquí está destinada a tener beneficios a largo plazo”.

Etiquetas
Barcelona