Información sobre vivienda y economía

Qué pasa con los paneles solares en los días nublados

Las placas funcionan, aunque la falta de luz solar puede afectar a su rendimiento

Pixabay
Pixabay
Autor: Redacción

A pesar de que todavía estamos en verano, esta semana las temperaturas están bajando en toda la Península. El cambio de estación se acerca y una duda muy frecuente que afecta al mundo de la energía solar fotovoltaica es si los paneles solares en días nublados funcionan. La respuesta es que sí funcionan, aunque hay matices que conviene tener presentes. 

Funcionamiento de las placas solares en días sin sol

Las placas solares funcionan gracias a la energía solar. Es por esto que se podría pensar que podrían dejar de producir energía en los días en que la luz del sol es más débil. Sin embargo, esto no es así. Los paneles funcionan tanto con en días soleados como en días lluviosos, siendo el rendimiento lo único que varía. Es importante conocer el funcionamiento de las placas solares para comprender cuales son los elementos que influyen realmente en la producción de energía fotovoltaica.

Tecnológicamente hablando, las células que conforman las placas solares son las encargadas de transformar la luz del sol en electricidad. Este es el conocido efecto fotoeléctrico. Las células de mayor tamaño serán más eficientes a la hora de captar la luz que otras de menor tamaño. De la misma manera, otro tipo de tecnologías pueden resultar más eficientes que otras. Los paneles bifaciales, por ejemplo, son más eficientes al poder captar mayor cantidad de energía solar a lo largo del día.

Además del tipo de módulos fotovoltaicos, también son muy importantes otro elementos de la instalación como pueden ser el inversor, la batería o el cableado.

¿Cómo afecta un día nublado a la captación de energía solar?

Es importante tener en cuenta que no todas las nubes son iguales y, por lo tanto, tampoco afectarán de igual manera al rendimiento de nuestros paneles. Las nubes más densas, con alto grado de opacidad son las que van a limitar más el rendimiento de los paneles solares.

De esta forma, dependiendo del tipo de nubosidad, el rendimiento de las placas solares en días sin sol puede variar entre un 5% y un 70% de su capacidad. Además, la pérdida también será mayor en días de invierno, puesto que hay menos horas de luz.

En verano, teniendo en cuenta que las temperaturas superan casi a diario los 25º C, es probable que la producción de las placas pueda verse afectada por la temperatura. En estos casos, las nubes, sobre todo cuando tienen un aspecto blanco y esponjoso, pueden contribuir a mejorar el rendimiento, bajando la temperatura.

Estas nubes actúan como un espejo al reflejar la luz, que rebota sobre la superficie de la tierra y, en este caso, sobre las placas. Este efecto consigue que los paneles reciban luz por partida doble, por un lado del sol, por otro, la que estas nubes reflejan.

Incrementar el rendimiento de las placas solares en días sin sol

El avance de la tecnología ha permitido desarrollar prototipos de células que incrementan el rendimiento normal en días nublados. Pero sin duda, la mejor manera de aprovechar una instalación fotovoltaica en esos días es adquirir un equipo de almacenaje de energía o batería solar. Estos permiten aprovechar los excedentes resultantes de los días más soleados para utilizarlos durante la noche o, precisamente, en los días más grises.

Otra opción con la que cuentas si quieres aprovechar la energía sobrante, siempre y cuando tu instalación esté conectada a la red, es verterla, solicitando a la compañía distribuidora que compense este excedente en la factura. Un generador de apoyo es otro elemento muy útil si tu instalación es aislada, sobre todo si vivimos en un lugar donde se suelen suceder los días nublados.

Los paneles solares están diseñados para aguantar las condiciones del clima, tanto en su estructura como en su capacidad para generar energía, independientemente de que el día amanezca lluvioso, nublado o con mucho viento. Existen dos tendencias que van a favor de la energía solar en los lugares más nublados.

Por un parte, las placas solares son cada vez más eficientes, sobre todo en lugares con poca luz del sol. Por otra, los precios de una instalación fotovoltaica van bajando gradualmente y cada vez resulta menos caro instalar un sistema de grandes dimensiones que sea capaz de captar más energía en sitios con menor luz solar directa.

La eficiencia en la captación de energía solar, factor clave

Se puede decir que una instalación es altamente eficiente a partir de un 19%. La mayoría de fabricantes ofrecen porcentajes que oscilan entre el 15% y el 22%. Se debe tener en cuenta que, hasta ahora, la mayor eficiencia en cuanto a conversión de energía solar en electricidad se encuentra en torno a un 24%.

En la actualidad los nuevos desarrollos de la tecnología fotovoltaica van encaminados a maximizar la eficiencia de los módulos solares. Esta cualidad es, sin duda, la más importante, ya que es la que va a determinar el buen funcionamiento de la instalación y la máxima captación posible.

¿Cómo se mide la eficiencia de los paneles solares en días nublados?

¿En qué consiste exactamente esta eficiencia? ¿Cómo puede medirse? El rendimiento de un panel solar describe qué porcentaje de luz de solar captada acaba convirtiéndose realmente en electricidad. Cuánto mayor sea este porcentaje, mayor será la cantidad de electricidad que genera el módulo solar y que se expresa en kWh, y, por lo tanto, mayor será su rendimiento. Este rendimiento es el que verdaderamente interesa de cara al ahorro en la factura de la luz.

En definitiva, es importante poder desmontar ciertos mitos que afectan al autoconsumo fotovoltaico, como su bajo rendimiento en días nublados, ya que influyen numerosos factores e incluso, en ciertos casos, como por ejemplo en climas muy soleados, las nubes pueden ser aliadas para que el rendimiento de los paneles no se vea afectado.

Los paneles solares días en nublados apenas van a tener un impacto negativo en tu instalación fotovoltaica. Gracias a que los paneles son cada vez más grandes, y a que se pueden disponer de los excedentes de energía, la instalación de energía limpia es sin duda la mejor opción tanto en cuestiones de ahorro como en cuestiones ecológicas, ayudando a reducir de manera muy significativa las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Descubre en idealista/energy cuánto puedes ahorrar instalando paneles solares en el tejado de tu casa.