Información sobre vivienda y economía

El parque de viviendas en España envejece: una de cada dos casas tiene más de 40 años

Freepik
Freepik

Más de la mitad del parque de viviendas en España tiene una antigüedad de más de 40 años, según un estudio realizado por idealista, el principal ‘marketplace’ inmobiliario del sur de Europa, con datos de Catastro. Euskadi (63,5%), Cataluña (59,8%) y Aragón (56,2%) son las regiones con la media de casas más viejas del país, mientras Murcia, Canarias y Andalucía presentan el parque ‘más joven’. Todas ellas podrán beneficiarse de las ayudas y deducciones recién aprobadas con los fondos europeos para potenciar la rehabilitación de viviendas en España.

De las más de 25,2 millones de casas, el 51,2% tiene 40 años o más, es decir, casi 13 millones que podrían acogerse a algunos de los planes específicos procedente de los fondos Next Generation EU para ampliar y mejorar el parque de viviendas que dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia cuenta con una inversión prevista de 4.420 millones de euros.

¿Y por qué analizamos el parque de viviendas de más de 40 años? Pues porque antes de 1980 no existía ninguna normativa reguladora sobre las condiciones térmicas de los edificios. De esos 13 millones de viviendas con más de 40 años, alrededor de 9,7 millones son viviendas principales, según el último Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El principal objetivo pasa por mejorar la calidad de los edificios, sobre todo en cuanto a su calificación energética y su consumo de energía. 3.420 millones de euros están destinados a inversiones en el programa de rehabilitación para la recuperación económica y social en entornos residenciales. Dentro de esta partida, 450 millones se destinan a activar deducciones fiscales de hasta un 60% por vivienda rehabilitada. Pero, además, otros 1.000 millones de euros están destinados a ampliar el parque de viviendas de alquiler social.

Por comunidades autónomas, las que presentan un parque más envejecido se pueden encontrar en Euskadi (63,5%), Cataluña (59,8%) y Aragón (56,2%). Otras seis autonomías, Asturias, Madrid, Castilla y León, Navarra, Baleares y Extremadura, también cuentan con más de un 50% de sus casas que tienen 40 años o más.

Por el lado contrario, otras ocho comunidades tienen un parque residencial algo menos envejecido, con una mayoría de viviendas por debajo de los 40 años de antigüedad. Murcia (59%), Canarias (58,1%) y Andalucía (55,8%) presentan mayos volumen de casas ‘más jóvenes’, donde se une la ciudad autónoma de Melilla (67%), con un parque de poco mas de 28.000 viviendas censadas. Castilla-La Mancha, Cantabria, La Rioja, Galicia o la Comunitat Valenciana, este última donde prácticamente se igualan, también tienen mayoría de viviendas con menos de 40 años.

Reparto y antigüedad del parque de viviendas por provincias

Los mayores parques residenciales en España se encuentran en cuatro provincias, que superan el millón de casas censadas. La provincia de Madrid encabeza esta clasificación, con 2,9 millones de viviendas; seguida por Barcelona, con 2,5 millones. Dos provincias valencianas, Valencia (1,4 millones) y Alicante (1,2 millones) completan este cuarteto de regiones con más casas. Rozando el millón de viviendas se encuentra en Málaga (casi 935.000 casas), por delante de Sevilla (873.000), Murcia (790.200), A Coruña (637.000), Cádiz (603.000) o Asturias (602.000).

De este top 10 de provincias con mayor ‘población’ de viviendas, las tres más grandes, Madrid, Barcelona y Valencia, son las que cuentan con un parque residencial más envejecido, con un 54,8%, un 65,5% y un 58,6% de sus casas con 40 años o más de antigüedad.

Sin embargo, en las otras siete provincias de estas 10 principales zonas de este ranking, la mayoría de ellas tienen menos de 40 años, encabezadas por Alicante (60,6%) y Málaga (60,2%), seguidas por Murcia (59%) o Cádiz (57,2%).

Ampliando el zoom a toda España, las provincias vascas de Vizcaya (66%) y Guipúzcoa (65,1%), y la aragonesa de Teruel (62,4%) se unen a Barcelona como las regiones donde de media, seis de cada 10 casas tienen 40 años o más de antigüedad.

Por el lado contrario, la provincia de Almería (68,3%) y la ciudad autónoma de Melilla (67%) o la de Toledo (61%) forman junto a las provincias de Alicante y Málaga los mercados más ‘jóvenes’ del país, con más viviendas por debajo de esos 40 años de antigüedad.

El objetivo del Plan de rehabilitación está conectado con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, que pretende alcanzar el reto de 1,2 millones de viviendas rehabilitadas energéticamente en la próxima década. Esto supone una cifra de 300.000 rehabilitaciones de vivienda al año, mientras ahora apenas se rehabilitan 30.000 casas al año, según datos oficiales.

Barcelona y Bilbao son las capitales con las casas más envejecidas del parque nacional

En cuanto a la antigüedad del parque residencial en las capitales de provincia, por lo general las ciudades confirman la tendencia de toda la región, como en Barcelona o Bilbao, donde el 84,5% y el 78,2% de sus casas, respectivamente, tienen más de 40 años de antigüedad. En total, 30 de las 52 capitales de provincia cuentan principalmente con viviendas proclives a necesitar las ayudas a la rehabilitación de estos inmuebles.

Tras estas dos ciudades, 12 capitales cuentan actualmente con más del 60% de sus viviendas con 40 años o más de antigüedad. Son Valencia (69,5%), San Sebastián (68,8%), Madrid (67,2%), Cádiz (64,2%), Palma (63,4%), Santander (63%), Sevilla (62,2%), Las Palmas de Gran Canaria (61,5%), Valladolid (61,1%), Granada (60,5%), y las ciudades de Pamplona y Segovia (ambas con un 60,3%).

Otras 16 capitales de provincia tienen más del 50% de sus viviendas censadas por encima de la edad estimada de 40 años del análisis elaborad por idealista/data con datos de Catastro (ver tablas y gráficos).

Por el lado contrario, entre los parques de viviendas más ‘jóvenes’ de las capitales de provincia se pueden encontrar, además del ya mencionado en la ciudad autónoma de Melilla (67%), a Ciudad Real (65,7%), Cáceres (62,6%), Badajoz (62%), Ávila (61,5%), Toledo (61,2%) Murcia y Lugo (61%). Las 14 capitales restantes cuentan con más de un 50% de viviendas por debajo de los 40 años de antigüedad.