Información sobre vivienda y economía

Las subidas fiscales que se avecinan al gasóleo, el gas y el transporte

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Para 2023, a más tardar, llegará una batería de subidas fiscales al gasóleo, gas, matriculación y circulación, es decir, impuestos para preservar el planeta, tal y como lo ha advertido el Ministerio de Hacienda. Se trata de tributos que buscan gravar las emisiones de gases invernadero y reducir las emisiones de CO2. Por eso, el Gobierno quiere subir la fiscalidad del diésel para equipararlo a la gasolina y modificará los impuestos de matriculación y circulación al alza. 

Aunque se trata de un proyecto polémico que actualmente está aparcado por la actual crisis energética y la subida de los precios de la energía, el alza está ya pactada con la Comisión Europea en el Plan de Recuperación para principios de 2022.

A esto se suman además, según la subdirectora de Tributos, las subidas que prevé el borrador de Directiva Mediombiental '5th for 55' que los Estados tendrán que votar, que prevé subidas al gasóleo y el gas, además de acabar con las exenciones al gasóleo profesional y a los transportes aéreo y marítimo. Se trata de un paquete climático cuyo objetivo es reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en, al menos, un 55% en 2030 y lograr que Europa sea el primer continente climáticamente neutro del mundo en 2050. A mediados de diciembre, la Comisión presentará una segunda batería de medidas dentro de este paquete climático, relacionadas con las emisiones de metano, la eficiencia energética de edificios y el gas descarbonizado.

Durante el XXXI Congreso de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE), María Isabel López Rodríguez, de la Subdirección General de Impuestos Especiales y Tributos al Comercio Exterior sobre el Medio Ambiente de la Dirección General de Tributos, el brazo legislativo de Hacienda, ha señalado que el Consejo de Ministros de mañana martes puede que apruebe una reforma que suba el impuesto a gases fluorados, con el fin de gravar la fabricación e importación y de suprimir beneficios fiscales. Esto también es un compromiso del Plan de Recuperación.

En paralelo, el Congreso está tramitando la Ley de Cambio Climático, que crea los dos nuevos impuestos a residuos y plásticos, que entrarán en vigor en 2022. Estaba previsto que lo hicieran el pasado junio pero la tramitación de la norma se ha retrasado.