Información sobre vivienda y economía

Los pueblos más bonitos del Pirineo catalán

Los pueblos más bonitos del Pirineo catalán
Escapada por el Pirineo catalán / pixabay.com/es/users/makamuki0-1102736/
Autor: Eduardo Basanta

Con la llegada del frío y las nieves, el Pirineo catalán saca a relucir varios pueblecitos que parecen de cuento por sus caminos y sus casas de piedra. No es que el resto del año estas localidades no estén, simplemente con los primeros copos adquieren un color diferente, que nos trae a la mente paz y tranquilidad.

Estas primeras nieves ya están aquí y puedes disfrutarlas encima de unos esquís o de turismo rural y gozando de una ruta gastronómica. Sea cual sea la manera, lo importante es que huyas del estrés de tu día a día, respires aire fresco y conozcas los pueblos más bonitos del Pirineo catalán.

 

1. Vielha en Lleida

Vielha en Lleida
Vista de Vielha / flickr.com/photos/112937297@N06/

Vielha se encuentra a casi 1.000 metros de altura y constituye la capital del Valle de Arán. Este apacible pueblo combina el aire sereno y tradicional del valle con ser el referente para todos los turistas que visitan las distintas estaciones de esquí de la zona.

Este trajín de viajeros no le quita a Vielha ni una pizca de este encanto pirenaico y lo mejor que puedes hacer es comprobarlo y moverte por la zona realizando viajes en 4x4 o disfrutando del turismo de aventura.

Ver apartamentos y casas de vacaciones en Vielha

Ver pisos en venta en Vielha

 

2. Camprodon en Girona

Camprodon en Girona
Puente Nou / flickr.com/photos/bertanuri/

Camprodon, en la provincia de Girona, es un pueblo pequeñito pero con mucho encanto, situado a la vera del río Ter, al pie de las montañas del nacimiento de éste. Un pueblo de visita obligada como mínimo una vez en la vida. El manto blanco que cubrirá estos meses Camprodon dejará paso a los verdes prados de la primavera y el verano, donde verás como el ganado de la zona toma el protagonismo.

No puedes irte de Camprodon sin admirar el Puente Nou (en la foto) que data del s. XIII ni sin disfrutar de su estupenda gastronomía.

Ver más apartamentos y casas de vacaciones en Camprodon

Ver pisos en venta en Camprodon

 

3. Taüll en Lleida

Taüll en Lleida
Vista de Taüll / Wikimedia commons

Uno de los pueblos del Valle de Arán que no te puedes perder si lo visitas es Taüll. Es curioso cómo un pueblo que ronda los 300 habitantes alberga dos joyas del Románico como son la Iglesia de San Clemente y la Iglesia de Santa María, ambas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La más reconocida de las dos es la de San Clemente por su campanario de seis pisos de altura que sobresale por encima de todos los tejados del pueblo.

Con todo este patrimonio e historia y por su cercanía a las estaciones, es normal ver cómo se mezclan perfectamente en sus calles lugareños de aspecto montañés con esquiadores preocupados por la aerodinámica de sus equipos. ¡Todo un cuadro!.

Ver más apartamentos y casas de vacaciones en Taüll

Ver pisos en venta en Taüll

 

4. Llívia en Girona

Llívia en Girona
Vista de Llívia / flickr.com/photos/erikkristensen/

Llívia es una pequeña porción de España rodeada por territorio francés desde el Tratado de los Pirineos en el s. XVII. Se trata de una localidad tranquila y pequeña donde imperan las casas de piedra.

Conserva una iglesia gótica, que puede parecer incluso una fortaleza, cuyo nombre es 'Mare de Déu dels Àngels de Llívia'. Se accede a ella por un empedrado camino y cuenta con un señorial campanario que es visible desde cualquier parte del pueblo y los alrededores.

No puedes irte de Llívia sin visitar su farmacia del s. XV, ahora convertida en museo al ser la farmacia más antigua de España.

Ver más apartamentos y casas de vacaciones en Llívia

Ver pisos en venta en Llívia

 

5. Unha en Lleida

Unha en Lleida
Vista de Unha / flickr.com/photos/mossaiq/

Unha es una pequeñísima localidad aranesa de 125 habitantes en la que destaca su particular belleza y tranquilidad. Por su cercanía a otros pueblos más grandes como Salardú y Artiés muchos turistas han cometido el error de no verla en el mapa, ¡ellos se lo pierden!.

En lo alto del pueblo te encontrarás con la Iglesia de Santa Eulàlia de Unha, del s. XII. Entre sus muros alberga una perfecta comunión entre el Románico y el Gótico, así como una colección de pinturas murales románicas única en el Valle de Arán.

No te vayas de esta preciosa aldea sin degustar una Olla Aranesa, ¡auténtico sabor casero y rural del Valle!.

Ver más apartamentos y casas de vacaciones en Unha

Ver pisos en venta en Unha