Información sobre vivienda y economía

Así prepara el Hotel Ritz de Madrid su reapertura tras la reforma y el derrumbe durante las obras

Mandarin Oriental
Mandarin Oriental
Autor: Redacción

El Hotel Ritz, uno de los hoteles más lujosos y famosos de Madrid reabrirá sus puertas el próximo verano, rebautizado como Mandarin Oriental Ritz. Tras una rehabilitación que ha costado cerca de 100 millones de euros y más de dos años de obras, tras sufrir un retraso de seis meses como consecuencia de un derrumbe durante la reforma, el establecimiento ya ha desvelado cómo quedará tras el lavado de cara más importante de su historia. 

Con más de un siglo de actividad a sus espaldas, es uno de los hoteles de cinco estrellas más conocidos de la capital, junto con el Palace, y está situado en un enclave estratégico conocido como el 'Triángulo del Arte', en las inmediaciones del Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía. 

Según Mandarin Oriental, la cadena hotelera china que lo adquirió en 2015 junto con la familia saudí Olayan por unos 130 millones de euros, la reforma supondrá una mejora significativa de las instalaciones y servicios del hotel, manteniendo a la vez su carácter único, propio del estilo Belle Époque del edificio original.

En los trabajos han participado el estudio de arquitectura liderado por Rafael de La-Hoz y con los diseñadores franceses Gilles & Boissier, cuyo cometido ha sido mejorar el atractivo del establecimiento para los clientes nacionales y extranjeros. 

Uno de los cambios más significativos es el nuevo diseño de las zonas comunes, que se ha centrado en restaurar y potenciar los rasgos arquitectónicos del hotel y en incorporar piezas de valor artístico, como esculturas, pinturas clásicas y candelabros de cristal. 

El hotel cuenta con 153 habitaciones, 53 de ellas suites, que están decoradas con un estilo neoclásico y contemporáneo. Destacan sobre todo las suites que se encuentran en los pisos superiores, ya que cuentan con balcones privados y vistas al Prado y a la Plaza de la Lealtad, donde se encuentra el Palacio de la Bolsa de Madrid. 

En lo que se refiere a la oferta gastronómica, Mandarin Oriental Ritz cuenta con cinco restaurantes y bares, que han sido diseñados y estarán dirigidos por el chef Quique Dacosta, galardonado con varias estrellas Michelin en sus restaurantes de Dénia y El Poblet. El más destacado es el que se encuentra en el jardín del hotel, famoso por su cúpula de cristal. 

El hotel también dispone de una zona wellness, que incluye una  una piscina cubierta climatizada, una piscina de relajación, duchas de sensaciones, una sala de vapor, un gimnasio y una sala de tratamientos, así como espacios destinados a diferentes eventos, como bodas, cenas privadas y fiestas.