Información sobre vivienda y economía

El Hotel Ritz vuelve a retrasar su reapertura

Las obras han estado paradas tres meses

/Luis García (Zaqarbal).
Wikimedia commons
Autor: Redacción

El hotel más emblemático -junto al Palace- no ha podido finalizar las obras de reforma a tiempo y no podrá volver a abrir sus puertas en enero del próximo ejercicio. La primera intención del Grupo Mandarín Oriental -propietario del activo- era hacerlo en diciembre de 2019, pero un derrumbe durante los trabajos de rehabilitación retrasó esta predicción. El establecimiento no podrá dar la bienvenida a sus nuevos huéspedes hasta al menos el mes de febrero, según publica Merca2.

Un derrumbe y tres meses de investigación de la Policía Municipal de Madrid han sido los motivos por los que la obra de reforma del inmueble se ha excedido de los dos años fijados inicialmente. El pasado mes de septiembre, unos problemas surgidos en los trabajos de rehabilitación acabaron con un obrero muerto y otros 11 heridos. El cuerpo local de seguridad abrió un expediente para esclarecer los motivos de este accidente y durante este tiempo no se ha producido ningún movimiento en el interior del hotel.

En este sentido, las primeras diligencias policiales apuntan a la falta de un estudio previo que garantizara la seguridad estructural del edificio. Además, se cree que el derrumbe se produjo por una mala colocación de las plataformas de carga y descarga en el muro de la fachada, según publica ‘El Mundo’.

Una vez finalizadas las obras, el hotel podrá presumir de una cubierta de cristal en el centro del edificio. Por su parte, el restaurante principal sufrirá una mudanza, en este caso, se ubicará en una dependencia con acceso directo a la terraza ajardinada. La oferta deportiva de ocio será cubierta con la instalación de una piscina cubierta y un gimnasio.

Lo cierto es que los trabajos de reforma del hotel vienen envueltos en polémica. Porque la muerte de un obrero y la paralización de la obra no son los únicos contratiempos o aspectos negativos de la rehabilitación. Porque el Ritz también ha sido señalado como uno de los causantes que ha puesto en peligro la candidatura del antiguo eje Prado-Recoletos que opta a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

El edificio cuenta con un gran valor histórico y existen ciertos aspectos de la obra que no han terminado de convencer a los responsables de otorgar este título de reconocido prestigio internacional. El veredicto final se producirá en primavera del próximo ejercicio.