Información sobre vivienda y economía

Madrid sabrá antes de Navidad si el eje Prado-Recoletos es Patrimonio de la Humanidad

Tendrá hasta primavera para realizar modificaciones y obtener el 'sí' de la Unesco

Los inspectores de la Unesco ya han visitado el espacio que aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad (en categoría de Paisaje Cultural) y el Ayuntamiento de Madrid recibirá la próxima semana la resolución del informe sobre su candidatura, según ha podido saber idealista/news. De ser desfavorable, el consistorio madrileño todavía podría realizar modificaciones y recurrir el ‘fallo’ antes de primavera, momento previo al anuncio definitivo.

El espacio Prado-Retiro (antiguo eje Prado-Recoletos) entra en su fase final para conseguir su objetivo de ser declarado Espacio Natural protegido por la Unesco. Desde el Ayuntamiento se muestran optimistas, a pesar de algunos problemas que han surgido en este proyecto. Para empezar, el Gobierno local no ha podido incluir el eje que empieza en la glorieta de Cibeles y que acaba en la Plaza de Colón. El consistorio ha tenido que dejar fuera este espacio porque se han producido demasiadas modificaciones en edificios históricos y por la construcción de inmuebles contemporáneos que rompen la estética de la zona. Un ejemplo es el novedoso edificio Axis. Al final, la zona que opta al galardón de la Unesco comenzará en Cibeles y se extenderá hacia el sur (hasta Atocha) y también al este, hacia el Retiro.

Los límites del espacio protegido no es el único contratiempo que ha encontrado el Ayuntamiento de Madrid. Algunos aspectos de la reforma del hotel Ritz tampoco han sido bien recibidos por los inspectores del organismo internacional. El edificio cuenta con un gran valor histórico y existen ciertos aspectos de la obra (incluirá un gimnasio completo y una piscina cubierta, con una variedad de experiencias de spa, calor y agua) que no han terminado de convencer a los responsables de otorgar el título de Patrimonio de la Humanidad a esta zona.

Pero de no conseguir este objetivo la culpa no recaerá sólo en el Ritz, según afirman fuentes conocedoras de la situación a idealista/news. Existen otros aspectos que también pueden poner en peligro la aprobación de la Unesco, aunque desde el Ayuntamiento transmiten optimismo en este sentido. De hecho, el consistorio comenzará a promocionar en breve su candidatura, una actuación que valora, y mucho, el jurado de este organismo, según ha podido saber este medio. De todos modos, aunque el Gobierno local reciba la próxima semana la resolución del informe todavía tendrá hasta primavera para modificar o mejorar los errores que hayan detectado los inspectores.

La importancia de conseguir este reconocimiento no se sustenta en lo económico, porque el espacio ya cuenta con un gran tránsito de turistas sólo por la presencia en la zona del Museo del Prado. A pesar de no ser la principal razón, en el Ayuntamiento reconocen que sería un gran empujón para el turismo de la ciudad. En realidad, catalogar al espacio Prado-Retiro como Patrimonio de la Humanidad es más una cuestión reputacional. En este sentido, cabe destacar que Madrid es de las pocas capitales europeas que no tiene un lugar como éste reconocido por la Unesco. Algo que no ocurre en la Comunidad de Madrid que sí puede presumir de albergar este privilegio en ciudades como Alcalá de Henares y Aranjuez. idealista/news ya informó en mayo de la importancia que tendría este reconocmiento para Prado-Recoletos. 

Una idea de Ruiz-Gallardón

Este proyecto tiene su origen en el mandado de Alberto Ruíz-Gallardón, exalcalde de la ciudad. Al final, las desavenencias y discrepancias entre el Gobierno local y el regional, encabezado en ese momento por Esperanza Aguirre, enterraron este objetivo. El equipo de Manuela Carmena rescató en la anterior legislatura el Eje Prado-Recoletos y el actual Ejecutivo municipal, liderado por José Luis Martínez-Almeida, ha decidido continuar con esta idea. Una decisión que han tomado a pesar de que de convertirse en realidad deberán de tener mucho cuidado al realizar cualquier reforma u obra en un espacio protegido por la Unesco.

El punto fuerte de la candidatura de Madrid gira en torno al Museo del Prado, pero no es el único. El parque del Retiro es otro de los factores que inclinan la balanza hacía el sí de la Unesco. Dentro del parque, hay edificios de gran valor arquitectónico como son el Palacio de Cristal y el Palacio de Velázquez, ambos diseñados y construidos por el arquitecto Velázquez Bosco.

Además, en el área propuesta existe otro gran espacio natural: el jardín botánico que es uno de los pulmones de la capital de España. Centros culturales y museos, entre ellos el Reina Sofía, Thyssen, Naval, Artes Decorativas o Antropología, completan esta oferta cultural. En lo referente a lo artístico destacan las fuentes de Cibeles y de Neptuno, además de inmuebles históricos como el Banco de España, Palacio de Cibeles, palacio de Buenavista, Congreso de los Diputados o el edificio de la Bolsa.