Información sobre vivienda y economía

Casas de ensueño: un ‘pisito’ de lujo en el edificio maldito más famoso del planeta

El edificio Dakota en Nueva York
Autor: Redacción

Como cada jueves, os abrimos las puertas de una nueva casa de ensueño. En esta ocasión viajamos a Nueva York. Allí, junto a Central Park, se levanta una de las construcciones más icónicas y terroríficamente bellas de Manhattan, el edificio Dakota. A pesar de su tétrico pasado, que incluye rituales de magia negra, rodajes satánicos y la muerte de uno de sus vecinos más ilustres, John Lennon, este imponente inmueble de estilo renacentista alemán sigue siendo uno de los lugares más cotizados para vivir.

Actualmente hay siete viviendas a la venta: la más barata cuesta 3,6 millones de dólares (3,2 millones de euros) y la más cara se dispara hasta los 23,5 millones (21,2 millones de euros).

La leyenda negra del edificio comenzó a principios del siglo XX, cuando se mudó allí el oscuro mago Aleister Crowley. Hijo de un millonario galés, fue un conocido y temido ocultista al que su propia madre bautizó como ‘la bestia’ y ‘666’ por su crueldad desde la más tierna infancia. Se dice que sus rituales satánicos fueron los que invitaron a las fuerzas del mal a entrar en el Dakota. Y aún siguen allí.

Otro de los ‘ilustres’ vecinos del bloque fue el actor Boris Karloff, el legendario monstruo de Frankenstein en la película clásica. Se dice que era aficionado a las sesiones de espiritismo y hay quien asegura haber visto su fantasma deambulando por los pasillos del inmueble.

Sin embargo, el hito que confirmó a este edificio como uno de los iconos del mal fue el rodaje de ‘La semilla del diablo’ en 1967. Además de numerosos incidentes ‘extraños’ que sucedieron a miembros del equipo de rodaje, entre ellas las aparentemente inexplicables crisis nerviosas de la actriz Mia Farrow, varios grupos de practicantes de magia negra y sectas satánicas se presentaron en el rodaje para intentar sabotearlo y evitar que el lado oscuro del Dakota saliese a la luz.

La leyenda dice que esa fue la primera vez que el director Roman Polanski se cruzó con Charles Manson, el hombre que solo dos años después participaría en el asesinato de la mujer embarazada de Polanski, Sharon Tate, y otras cuatro personas más en la mansión del director en Los Ángeles.

El último gran suceso luctuoso que tuvo lugar en el Dakota y sus alrededores fue el asesinato de John Lennon. El exlíder de los Beatles llevaba viviendo sólo dos años en el edificio cuando el 8 de diciembre de 1980 Mark David Chapman le abordó a la entrada del inmueble y le descerrajó cinco disparos por la espalda. Cuatro impactaron en Lennon, acabando con su vida y cerrando el círculo del mal que se inició casi un siglo antes con la llegada de Aleister Crowley.