Información sobre vivienda y economía
Houzz
Houzz

Cinco plantas limpian y purifican el aire de casa… y además sirven para decorar

Autor: houzz

No lo decimos nosotros, sino la organización Scientific American: las plantas de interior limpian el aire de nuestras casas. Especialmente, las palmeras, cintas, bromeliáceas y drácenas, capaces de absorber, más y mejor, las partículas volátiles causantes de asma, erupciones en la piel o tos. A continuación, te explicamos su mantenimiento y, claro, cómo decorar tu casa con ellas.

1. Bromeliácea

Perfecta para… Decorar el salón y purificar el aire: dos en uno. El color llamativo de los cogollos combinan con muebles, paredes y suelos de tonos madera y beige. No abultan demasiado, pero son las campeonas en la filtración del aire. 

Algunos datos interesantes: Las bromeliáceas son especies epífitas, es decir, que crecen sobre cualquier medio excepto en tierra. Al natural, podemos verlas sobre madera, piedra, incluso, en el aire, en selvas impenetrables. Limpian el aire, porque en esas selvas escasea el “aire puro” y deben filtrarlo con efectividad. En la imagen, vemos una de las más populares y económicas, la guzmania (Guzmannia lingulata), de cogollos rojos.

¿Cómo cuidarla? Hay que mantener los cogollos con agua, que has de cambiar cada 2-3 semanas, y voltear el ejemplar. La multiplicación se hace por hijuelos basales, separándolos de la planta madre cuando alcancen 6 u 8 centímetros. No precisan trasplante y les gustan las temperaturas altas, así como la humedad ambiental. Nunca les debe dar el sol directo.

2. Drácena de tronco

Perfecta para… Son ideales para despachos, estudios o salas de música, pero también en pasillos y escaleras –si no son demasiado fríos. Con las especies de troncos leñosos se consigue el efecto selva: cuanto más grandes y con más troncos, mucho mejor.

Algunos datos interesantes: Los troncos del Brasil son las plantas más populares. Pocos aficionados se han resistido a la drácena de tronco (fragansderemensis o marginata, como la de la foto) para decorar su casa. A la vez –y casi sin saberlo–, han mantenido su hogar a salvo de peligrosos compuestos volátiles

¿Cómo cuidarla? No pasarse con el riego: mantén el sustrato semi-seco. Teme al frío, especialmente a las corrientes puntuales de aire, que pueden quemar sus hojas. Calefacción moderada, entre 18 y 20 grados. Es conveniente rociar de vez en cuando el follaje para hidratar y limpiar. Atención al sol directo, porque le perjudica: mejor cerca de una ventana orientada a norte.

3. Bambú de la suerte

Perfecta para… Con ella, limpiamos el aire del hogar en lugares como el cuarto de baño, donde los compuestos volátiles de acetonas y perfumes están siempre presentes. También encaja en vestidores, office de plancha, incluso, tendederos cerrados (donde no hiela). Hablamos de estancias de la casa donde se valora la estilización de plantas no frondosas, ni de hojas grandes –se ensucian fácilmente.

Algunos datos interesantes: Tremendamente popular en los últimos años, el conocido como “bambú de la suerte” es, en realidad, una drácena, la Dracaena sanderiana

¿Cómo cuidarla? Sitúala en un lugar bien iluminado para que las hojas no pierdan su dibujo. Hay que mantener la temperatura sin cambios bruscos. Cambia el agua cada dos o tres semanas, siempre a la misma temperatura y lo más “blanda” posible. A poder ser, mineral.

4. Kentia

Perfecta para… Se trata de la planta de mayor prestigio y la que alcanza el mayor precio (prácticamente, ilimitado), culpa también de un lento crecimiento. Lo que sorprende es que, además, limpia el aire de la casa de una manera muy efectiva. Es perfecta especialmente para estancias con los techos muy altos.

Algunos datos interesantes: Desde los tiempos victorianos se la considera una planta “elegante”, de ahí que sea la reina del salón.

¿Cómo cuidarla? Su peor enemigo es el encharcamiento, sobre todo en invierno. Las hojas se ponen marrones y puede morir. Con frecuencia, pulveriza con agua tibia las hojas, y límpialas de polvo. Si la trasplantas, cuidado con el cepellón: tiene que permanecer intacto. Y ojo con dejarla en seco en verano, porque las hojas amarillearán.

5. Cinta

Perfecta para… Es la planta ideal para cocinas. Esta maravilla no solo soporta perfectamente la temperatura fresca que solemos tener en este espacio de la casa, sino que aguanta los humos de las frituras y los vapores de asados.

Algunos datos interesantes: La cinta (Chlorophytum comosum variegatum) es muy popular y resistente. Gracias a ella, muchas personas se han aficionado a las plantas, y ahora cuentan en su casa con especies mucho más sofisticadas y bellas.

¿Cómo cuidarla? A mayor iluminación, menor es el dibujo de las hojas. El pleno sol las decolora, por lo que hay que evitar la exposición directa. El factor agua incide poco en su cultivo, pero una cierta sequía de vez en cuando estimula la formación de flores –no es preciso rociar el follaje.

Otras noticias en Houzz:

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail