Información sobre vivienda y economía

¿Harto de tirar comida? Trucos domésticos para conservar mejor los alimentos… y por más tiempo

Houzz
Houzz
Autor:

Llevar un estilo de vida saludable no consiste únicamente en comer sano, sino también en no malgastar comida. Según datos de la FAO, estamos hablando de 1.300 millones de toneladas de alimentos que se desperdician cada año. Descubre trucos y hábitos para conservarlos mejor… y por más tiempo.

Consejo número 1: Organizar el frigorífico y el congelador por baldas, para ver con claridad de lo que disponemos para nuestros menús.

Por qué: Los aparatos electrodomésticos son cada vez más eficientes y consumen menos energía, pero una buena organización contribuirá a un consumo más eficiente. ¿Que está a punto de estropearse la carne y no pensamos cenar en casa? Si tienes tu nevera bien organizada, siempre la localizarás sin problema y la podrás congelar. Exactamente lo mismo ocurre con el congelador.

Cómo: Coloca la carne en una balda; el pescado en otra; y así con las bebidas, frutas y hortalizas. Los frigoríficos han de estar a mano, situados en la parte central de la cocina. A veces, un frigorífico o arcón fuera de la cocina no es operativo y habrá cosas que se pasen de fecha.

Consejo número 2: Contar con despensa para organizar los diferentes productos según sus fechas de caducidad.

Por qué: La despensa ordenada y una buena planificación de la compra darán un empujón a la hora de cocinar con sentido común. No hace falta tener un espacio como este. Un armario bien organizado hará idéntica función.

Cómo: Guarda las pastas, arroces y granos secos en tarros de cristal o plástico, para que se conserven mejor. Otros, como patatas, cebollas y verduras frescas que no necesiten nevera, almacénalos mejor en sitios ventilados. 

Consejo número 3: Tener una balanza a mano y varios medidores serán los mejores aliados para contar las cantidades exactas que requieren nuestras recetas.

Por qué: Porque no queremos cocinar más de lo que vamos a consumir. Para eso, hay que adaptarse en cada caso a lo que vamos a cocinar, midiendo las cantidades adecuadas. Por lo demás, disponer de sartenes y ollas de distintos tamaños es buena ayuda para cocinar lo justo.

Cómo: En esta cocina de aire industriales, hay un buen surtido de utensilios para cocinar y de moldes para repostería, a los cuales se les ha sacado partido, también, como elemento decorativo.

Consejo número 4: Disponer de un envasador al vacío y tener más margen para consumir los alimentos antes de tirarlos.

Por qué: Este tipo de aparatos permiten sacar todo el aire, haciendo que los alimentos se conserven frescos más tiempo

Cómo: Además de los aparatos independientes para colocar sobre la encimera, existen opciones empotrables. Una vez envasados al vacío, guardaremos los alimentos en la nevera o congelador.

Consejo número 5: Hacerse con un buen juego de tarteras y recipientes, para guardar en condiciones los restos de comida.

Por qué: Haciendo uso de nuestra inventiva culinaria, podremos aprovechar los restos de comida para crear nuevos platos o sopas.

Cómo: Dedica un buen cajón de 90 centímetros de ancho –en el caso del ejemplo de la imagen, extraíble y a tres niveles–, con sus tapas bien puestas y ordenadas por colores, para tener tus tuppers almacenados. Algunos modelos de tarteras incluyen, además, una etiqueta para poner la fecha.

Consejo número 6: … y, por supuesto, planificar un menú semanal, teniendo en cuenta los ingredientes que ya tenemos y que podemos aprovechar.

Por qué: Con las ideas claras de lo que comeremos, seremos más eficientes a la hora de ir a la compra y de cocinar.

Cómo: Utiliza una gran pizarra en la cocina, donde apuntar la lista de la compra, el menú semanal… y esa nueva receta que te apetece experimentar.