Información sobre vivienda y economía

Menos es más: el lujo de lo sencillo es la nueva tendencia en los interiores

Home Deco by Judith Farran
Home Deco by Judith Farran
Autor: houzz

El concepto de lujo está cambiando. Las decoraciones excesivas van perdiendo espacio en el interiorismo actual. Pero lo sencillo nada tiene que ver con lo simple. Potenciar lo que en otras épocas se ignoró es un acto de elegancia y lujo. El nuevo lujo tiene hoy que ver con sensaciones más que con cuestiones materiales.

La magia de la luz natural. Esta es sin duda la primera seña de identidad del lujo espacial. En esta obra, el estudio Cotacero Taller de Arquitectura ha enriquecido el espacio, antes un taller de planta baja oscuro e intrincado, convirtiéndolo en un lugar con encanto. ¿Cómo? Desnudando el interior, definiendo el sector de la casa por el que puede entrar la luz, en este caso el contrafrente que abre a un patio, y, finalmente, recuperándolo para aumentar la entrada de luz natural.

La fluidez de los espacios. Si la distribución genera interiores conectados será más cómodo recorrer la casa y, además, los usos se relacionarán mejor entre sí. Indagar en las posibilidades del espacio para hacerlo más confortable es sinónimo de lujo.

La comunicación con el exterior. Cuando un espacio se abre al exterior se transforma. El lujo de atrapar el verde, las vistas o los cambios de temporada será el valor añadido de tu casa. En este ejemplo, las puertas correderas son el gran lujo de este volumen sencillo y rústico, ya que permiten que la cocina y la terraza exterior se sumen para disfrutar de un espacio amplio y diverso.

¿Con qué materiales termino mi casa? No son precisamente los más caros o los que hay que encargar con meses de antelación. La calidad y el atractivo pueden estar en soluciones, que, por lógicas, a veces se rechazan. Investiga lo que hay debajo de las capas de pintura. Pica y observa. Es laborioso, pero útil. Una pared de ladrillos, un muro de sillar o mampostería, un forjado de viguetas de madera: todos son sumamente estéticos y no necesitas decoración extra para vestir el espacio.

El pavimento cierra la idea. Por eso, a veces, es mejor quedarse en el material más austero, como es el caso del cemento alisado, cuya neutralidad deja margen para jugar con el mobiliario. Otra opción es guiarte por el entorno histórico, como es el caso de las baldosas hidráulicas en relación a la rehabilitación de edificios modernistas.

Conectar con la atmósfera que le va mejor al espacio. Este ambiente es sencillo, pero atrapa. ¿Por qué será? Es la madera usada en el suelo. Si es maciza y aceitada, mejor. Con el tiempo irá tomando un color tostado precioso.

La cocina, básica. La sencillez en el equipamiento no impide que cuentes con todo lo necesario para funcionar. Reduce al mínimo indispensable las alacenas, así como los alicatados, conecta con el espacio a través de los materiales para que haya un diálogo fluido, en algunos casos es el blanco o negro total; en otras, la madera, el cemento o el acero. En este ejemplo, el lenguaje de materiales es compatible con el del resto de la casa, a través del contrachapado, el granito negro y el cemento alisado.

El baño, con los metros justos y funcional. Evita la decoración excesiva. Este es, sin duda, el punto de partida para tener un baño sencillo y útil. El atractivo puedes conseguirlo con su distribución, con la posibilidad de desdoblar sus funciones para que su uso sea compartido, integrándolo en el dormitorio, etc.

¿Qué muebles elijo? Llega el momento de dar a tu ambiente un toque especial, para por ejemplo, crear focos de atención y dinamizar el monocromatismo imperante. Así, siempre serán bienvenidas las piezas Mid Century. También los clásicos del diseño que emplean metal en su estructura, como las sillas del diseñador Harry Bertoia y las colecciones Wire o Plastic, de Charles y Ray Eames, por ejemplo. En cualquier caso, lo principal siempre es no recargar el ambiente.