Información sobre vivienda y economía

Cómo cuidar las plantas de interior en primavera

Desde los nutrientes hasta el riego, pasando por la exposición al sol y la temperatura, todos los detalles cuentan a la hora de ver prosperar nuestras plantas

Foto de vadim kaipov on Unsplash / Unsplash
Foto de vadim kaipov on Unsplash / Unsplash
Autor: Redacción

Al igual que las estaciones cambian, también lo hacen las necesidades de las plantas que viven con nosotros. Desde los nutrientes hasta el riego, pasando por la exposición al sol y la temperatura, todos los detalles cuentan cuando se trata de que el jardín interior prospere en primavera. Presentamos una guía con los principales cuidados que hay que tener durante la temporada alta de crecimiento de las plantas que dan vida a nuestros hogares.

Dale a las plantas un nuevo hogar y nutrientes

Replantar las plantas en primavera, la llamada "estación de crecimiento", ayudará a prepararlas para el crecimiento y a verlas prosperar. Replantar no siempre significa cambiar de maceta, sino renovar el sustrato y sus nutrientes, como explica Curae en este artículo preparado para idealista/news.

Curae
Curae

Las plantas deben cambiarse cada 12-18 meses, cuando se cumplan algunas variables específicas: las raíces salen por el agujero de drenaje de la maceta o empujan la planta fuera de la maceta; la velocidad de crecimiento de la planta es baja; la tierra se está secando demasiado rápido; la tierra ha estado encharcada durante demasiado tiempo. La primavera es el momento ideal para hacerlo.

Igualmente importante es considerar la fertilización de nuestras plantas. En un entorno natural, las plantas regeneran sus nutrientes continuamente. En nuestras casas, en las macetas, sus nutrientes se agotan y hay que darles una "ayuda extra". Por lo tanto, el uso de fertilizantes o compost es muy importante, aunque debe ser moderado.

Ajustar el riego y la humedad

A medida que aumenta el número de horas de luz y la intensidad de la misma, las plantas consumirán agua más rápidamente y, por tanto, habrá que regarlas con más frecuencia. Es buena idea regar las plantas a primera hora de la mañana, cuando la temperatura es más fresca y la intensidad del sol es menor.

El aumento de la frecuencia de riego debe producirse gradualmente y según sea necesario. Como norma general, debemos regar nuestras plantas cuando el sustrato esté prácticamente seco. Es más importante regar en profundidad (dejando que toda el agua drene por los agujeros de la maceta) que con frecuencia. El exceso de riego provoca la putrefacción de las raíces y es una de las mayores causas de fracaso para los amantes de las plantas.

Curae
Curae

Las plantas de interior son en su mayoría tropicales. Durante esta temporada, es bueno usar un humidificador para ayudar a crear su entorno natural. Hay otros trucos para aumentar los niveles de humedad, aunque éste es el más efectivo.

Revisa su lugar en el sol y la temperatura

Hasta ahora, en los meses más fríos, la luz solar incidente era más débil. En primavera, es importante revisar dónde colocar nuestras plantas. La mayoría no se adapta a la luz fuerte y directa, ya que esta luz quema sus hojas.

¿No estás seguro de si la luz es demasiado fuerte? Un truco sencillo es poner la mano al sol durante unos segundos. Si hace demasiado calor para ti, también lo hará para tus plantas.

Photo by Annie Spratt on Unsplash
Photo by Annie Spratt on Unsplash

En Curae, les gusta abrir las ventanas de su estudio para que entre el aire de la primavera. Sin embargo, es importante recordar que las plantas de interior prefieren temperaturas superiores a los 18 grados y se resisten a las corrientes de aire frío.

Recorta, poda y limpia tus plantas

Corta las hojas muertas por el tallo y limpia con frecuencia todas las hojas para que puedan disfrutar de la luz más intensa de la primavera.

Como ritual primaveral, también es bueno que algunas plantas se mojen cuando llueve. Después, es importante que sus hojas se sequen bien para que no se acumule el agua.

A las plantas les encanta la primavera y es en este periodo cuando las notarás más bonitas. Aprovecha la oportunidad de experimentar su crecimiento en el presente y desarrolla una rutina diaria de cuidados para ellas.

Photo by Annie Spratt on Unsplash
Photo by Annie Spratt on Unsplash