Información sobre vivienda y economía

Cómo preparar tu casa para otoño antes de la vuelta a la rutina

Habitissimo
Habitissimo
Autor:

Se acaban las vacaciones, septiembre ya está aquí y es el momento de regresar a la rutina: el trabajo, el colegio, las actividades extraescolares, el gimnasio… Lo ideal es que te pongas manos a la obra ya para dejar tu hogar preparado para el otoño, antes de sumergirte en esa vorágine del día a día.

Quizá no puedas hacer todo ahora, pero sí puedes dejar parte del trabajo adelantado. Con la mente aún en el verano da algo de pereza, pero más adelante lo agradecerás. Los expertos de Habitissimo te dan algunos consejos para que te organices mejor.

1. Pintura, reformas y pequeñas reparaciones

Habitissimo
Habitissimo

Si tenías pensado hacer un lavado de cara a la vivienda antes del invierno, no lo dejes para más adelante. Piensa que el frío llega cuando menos se le espera y te puede pillar con todo a medias. No olvides tampoco que en estas semanas en las que el calor da algo de tregua y el otoño aún no se deja ver, los profesionales de las reformas están muy solicitados.

Y si dejaste algún pequeño arreglo sin hacer antes de irte de vacaciones, como cambiar ese grifo que no cierra bien o arreglar esa puerta o ventana ligeramente descolgadas, hazlo ahora. Luego es fácil que no encuentres tiempo para ello.

2. Un poco de orden y limpieza

Habitissimo
Habitissimo

En verano y vacaciones siempre nos relajamos. Es el momento de ponerse las pilas y recoger aquello que ya no se vaya a usar en mucho tiempo, desde la ropa de la playa a las maletas, la heladera o el ventilador. Tener orden en casa te dará algo de paz cuando empieces a sumergirte en la rutina

Y, a la vez que pones algo de orden y limpias la casa, aprovecha para deshacerte de esas cosas que tienes guardadas desde hace años y que solo ocupan espacio. Ese hueco que dejen te va a venir de maravilla para almacenar enseres que sí vas a utilizar en la vuelta a la rutina o para esa ropa de invierno que ocupa mucho más que la de verano.

3. Espacio para estudiar o trabajar

Habitissimo
Habitissimo

Si ya lo tenías en casa, revisa que todo está en perfecto estado: escritorio, silla, estanterías, iluminación etc. Pero si hasta ahora teletrabajabas de cualquier manera con el ordenador en la mesa del salón o la cocina, ponte manos a la obra para crear un pequeño espacio de trabajo.

No necesitas muchos metros cuadrados, pero sí un rincón donde estés lo más alejado de distracciones o, al menos, puedas disponer de un equipamiento mínimo. A veces la solución es tan sencilla como cambiar de sitio algunos de los muebles que ya tienes en casa.

4. Redecora tu hogar

Habitissimo
Habitissimo

A veces pequeños detalles son capaces de hacernos sentir que nuestro hogar es de repente más cálido o acogedor, o que le hemos dado un nuevo aire sin haber cambiado realmente muchas cosas. Una buena forma de volver a la rutina con otro espíritu es renovar un poquito la decoración.

Sugeríamos cambiar los muebles de sitio para hacer hueco a un escritorio. Pero también es buena idea para que el salón o el dormitorio parezcan otros. Si añades algunos complementos más otoñales como unos plaids en el sofá, colocas una alfombra o cambias alguna vieja lámpara, el cambio puede ser espectacular.

5. Prepara la ropa de hogar

Habitissimo
Habitissimo

Aún hace calor y no piensas en ello. Tampoco hace falta que saques ya los nórdicos. Pero sí es momento de dejar a mano esa ropa de cama de entretiempo para cuando las noches comiencen a refrescar, o esas cortinas algo más gruesas de la habitación que le dan un ambiente más cálido cuando bajan las temperaturas.

Haciendo estos pequeños trabajos ahora, la vuelta a la rutina será algo más llevadera porque lo más pesado ya lo tendrás hecho. Así que el último consejo es evidente: no los dejes para mañana.