Información sobre vivienda y economía

Limpieza otoñal: Qué tirar tras tu vuelta de vacaciones

Autor:

El otoño ya está a la vuelta de la esquina y hay que preparar nuestro hogar para la llegada del frío. Toca limpieza general, cambio de armarios y sí, también es el momento perfecto para deshacerse de un montón de cosas que seguramente ya no necesitemos o no vayamos a utilizar más.

A veces elegir es complicado, pero no queda más remedio que mirar nuestro hogar con ojo crítico y ponerse manos a la obra. Y esa limpieza otoñal es perfecta para ello. Además, os expertos de Habitissimo recuerdan que siempre hay que tener en mente que vamos a dejar libre un montón de espacio que siempre nos vendrá bien. Así que, ¡manos a la obra!

Objetos de decoración

Todos tenemos en casa algún que otro cuadro, jarrón o regalo que no nos gusta especialmente. Pero lleva ahí toda la vida y nos hemos acostumbrado tanto a verlo, que no le prestamos mayor atención. Si no tiene valor sentimental, piensa que su única función es acumular polvo.

No es necesario tirarlos. Puedes darles una segunda oportunidad donándolos o vendiéndolos. Tal vez así te cueste menos deshacerte de esos objetos. Y lo mismo puedes hacer con muebles o alfombras que ya no te gustan.

Utensilios de cocina

Aprovecha la limpieza de la cocina y que vas a vaciar los armarios para seleccionar todo aquello que realmente no necesitas o no está en buenas condiciones: esa olla enorme que no has usado más de dos veces, aquella licuadora que “robaste” de casa de tus padres y está olvidada en un rincón, esos recipientes de plástico algo estropeados por el uso o la típica vajilla incompleta.

Lo que esté en mal estado, directamente puede ir a la basura. Con lo que esté en buenas condiciones puedes hacer lo mismo que con los objetos de decoración y el mobiliario.

Ropa

El cambio de armarios es también un buen momento para dar un repaso no solo a la ropa de vestir, también a la de hogar. Primero, aparta esos vestidos y zapatos que seguramente no vuelvas a ponerte porque están gastados o pasados de moda. Luego, presta atención a fundas, sábanas y toallas, si están ásperas o desgastadas, es el momento de tirarlas.

De esta manera, vas a hacer hueco en los armarios para esa ropa que seguramente compres para estrenar el otoño. Y también será la oportunidad ideal para actualizar el aspecto de tu hogar con nueva ropa de casa.

Productos caducados o que llevan mucho tiempo abiertos

Cuando abras la despensa o el mueble del baño fíjate muy bien. Seguro que tienes algún producto o medicamento que caducó hace tiempo, maquillajes que llevan años abiertos, cremas que compraste y nunca llegaste a acabar o esmaltes de uñas secos. Solo ocupan un espacio precioso, así que aprovecha la limpieza ostoñal para tirarlos.

Si son medicamentos, recuerda que hay que depositarlos en un contenedor especial que encontrarás en cualquier farmacia.

Mil cosas que ya no sirven

Vamos a vaciar ahora cajones y estanterías. ¿Qué vas a encontrar? Revistas de hace mil años, tu primer móvil, bolígrafos que no pintan, viejas entradas de conciertos o invitaciones de boda, facturas y manuales de instrucciones de aparatos que ya no tienes en casa o abalorios que ya no te pones. La lista puede ser interminable. Y no necesitas nada de ella, así que lo mejor es que tires todas esas cosas y dejes los cajones libres.

Recuerda que en nuestros hogares acumulamos un millón de cosas que no vamos a utilizar, y el cambio de temporada es perfecto para hacer inventario y quedarse solo con lo que de verdad tiene algún valor, práctico o sentimental. Así que ya sabes: aprovecha la limpieza otoñal para deshacerte de lo que no vale y ganar espacio en los armarios. ¡Lo agradecerás!