Información sobre vivienda y economía

Esto es lo que debes tener en cuenta para decorar una cocina de forma cómoda y práctica

AMC/Cancio
AMC/Cancio
Autor: Redacción

A la hora de diseñar un proyecto de cocina hay ciertas cualidades que debes tener en cuenta desde el comienzo para no equivocarte con los muebles que quieres usar en esta parte tan importante de la casa. La Asociación de Mobiliario de Cocina (AMC) explica los tipos de mesas, barras y asientos que existen y cuáles se adaptan mejor a cada cocina para conseguir muebles cómodos, ergonómicos, prácticos y estéticos.

Mesas de cocina, así se crea un espacio multifuncional

Las mesas y barras son los elementos en torno a los que gira la vida en la cocina. Nos sentamos alrededor de ellas para disfrutar de nuestro tiempo libre, de un rato en familia o de una cena con amigos. Además, son superficies extra, no solo para comer o cocinar, sino para teletrabajar o estudiar. En definitiva, son los protagonistas de las cocinas y por eso es importante contar la mesa o barra que mejor se adapta al estilo y distribución de la habitación.

Lo primero que hay que tener en cuenta al instalar una mesa en la cocina es el espacio del que disponemos y cómo está distribuida la habitación, pensando también en la apertura de las puertas de paso, las del resto del mobiliario y las de los electrodomésticos para que no supongan un problema, choquen con las sillas o mesa, etc.

Si el espacio es reducido, siempre podemos optar por una mesa plegable de pared. Estas mesas permiten abrirlas al usarse y permanecen plegadas sin ocupar a penas espacio cuando no se necesitan. Otra opción perfecta para cocinas pequeñas son las mesas abatibles o extraíbles, que permiten aumentar su extensión y ganar espacio extra en momentos puntuales. Además, existen modelos que incorporan un pistón de gas para elevar de forma automática el ala auxiliar de la mesa.

Aunque las mesas de cocina siempre deben ser firmes y resistentes, su material y altura dependerán de la utilidad que vayamos a darle. Existen numerosas posibilidades y combinaciones de materiales que se adaptan a las necesidades y estilo de cada hogar.

Una de las combinaciones de materiales más utilizada es la de metal, madera y cristal templado. La estructura de metal aporta seguridad, mientras que la tapa de madera, calidez. El cristal convierte a la mesa en una superficie higiénica y resistente a manchas y arañazos.

Las superficies porcelánicas de origen 100% natural destacan por su durabilidad y las superficies de pizarra por su originalidad y el toque divertido que aportan, ya que incluso se puede escribir y dibujar en ellas.

La practicidad de las mesas va más allá de servir como superficie para cocinar, comer o como mesa de oficina, ya que muchas incluyen cajones para cubiertos y accesorios, por lo que también son muebles de almacenaje, de modo que ayudan a mantener el orden en la cocina.

Barras, la mejor opción para los que no tienen espacio suficiente

En cuanto a las barras de cocina son la mejor opción para aquellos que no disponen de espacio suficiente para instalar una mesa o isla en su cocina y quieren ganar una superficie extra. Aportan un toque fresco y moderno a las cocinas por su estilo juvenil y desenfadado.

Las barras fijas unidas a la pared, de continuidad con un mueble o a ras de la encimera, están disponibles en gran variedad de opciones estéticas, materiales y tipos de pata. Aportan sensación de amplitud al generar continuidad con la encimera.

Cuando el espacio es limitado, las barras dinámicas son la solución. Se despliegan al ser utilizadas y se recogen cuando no se hacen falta, quedando perfectamente acopladas a la encimera. Estas barras tienen incorporadas unas ruedas en la pata para facilitar un movimiento cómodo y suave, además de un mecanismo de bloqueo para evitar que se muevan durante su utilización. Están disponibles en multitud de acabados y materiales.

Comodidad ante todo: sillas, sillones y taburetes de cocina

Para disfrutar plenamente de la mesa o barra es necesario acompañarlas de las sillas, sillones o taburetes que mejor se acoplen a ellas. “Las sillas o taburetes no son los complementos de las mesas y barras. Son piezas indispensables para comer o trabajar a gusto y disfrutar al 100% del tiempo de calidad que pasamos en la cocina. Además, cumplen con una importante función decorativa”, señalan desde AMC.

Desde la asociación recomiendan:

  • Para que los asientos resulten cómodos y ergonómicos y se adapten a la mesa, debemos tener muy en cuenta su altura: una silla o sillón debe tener una altura de entre 45 y 50 cm desde la superficie del asiento y hasta el suelo, así como una distancia de entre 25 y 30 cm entre el asiento y la mesa.
  • En el caso de los taburetes fijos, la altura adecuada es de 65cm para barras situadas a una altura de unos 90 cm. Para barras altas de 105cm existen taburetes de 75cm. También podemos elegir modelos con columna regulable en altura o “taburetes de gas”.

Existe una infinita gama de diseños funcionales y que combinan con diferentes estilos, del más clásico al más vanguardista. Los sillones, sillas y taburetes están disponibles en cualquier color, material y en los diseños más originales, lo que les ha convertido en elementos distintivos que refuerzan la personalidad de la cocina.

Además, los nuevos tratamientos higiénicos que se aplican a sus materiales son totalmente eficaces contra bacterias y manchas, ya que cubren la fibra de la tela con una capa molecular invisible que impide que las manchas penetren en el tejido, lo que nos permite elegir materiales diferentes al vinílico en una amplia variedad de colores.