Información sobre vivienda y economía

Las razones por las que el coliving se va a convertir en el futuro del sector inmobiliario

Autor: Redacción

Luca Bovone, CEO de la firma alemana Projects Co-living, ha asegurado durante inmonext 2019 Barcelona, la jornada de reflexión de referencia del sector inmobiliario, que el coliving va a ser una pieza clave para el futuro del 'real estate' internacional, ya que da respuesta a las necesidades de la nueva demanda y al rápido crecimiento de la población y ofrece un buen retorno a los inversores.

"El coliving es una nueva forma para compartir vivienda con la vista puesta en los millennialls, y está pensada para compartir. Hemos hecho un estudio de mercado y nos hemos dado cuenta de que los inquilinos millennials valoran más la experiencia que el espacio", ha explicado Bovone.

Su compañía nació con una inversión de 2,5 millones de euros y, de momento, se centra en el mercado de Berlín. En la capital alemana ya tienen en marcha varios establecimientos de este tipo y su intención es exportarla a países como España e Italia, donde el coliving registra las cotas de penetración más bajas de Europa (del 6% y el 3%, respectivamente). De hecho, Bovone ha confirmado durante su intervención que tienen previsto aterrizar en Madrid a lo largo de este año.

¿Y cómo funciona esta alternativa? La clave es compartir espacios comunes y tener una habitación y aseo individuales. Este esquema, aclara Bovone, es el que están buscando las nuevas generaciones. 

"Hace unos años no existía Wework, no existía Uber... Pero ahora se está primando el acceso a un servicio por encima de la propiedad. Y eso también lo estamos constatando como una tendencia en el mercado inmobiliario", ha recordado.

Para Bovone, entre los factores que argumentan el tirón que puede tener el colinving en los próximos años están el rápido crecimiento de la población mundial, que cerca de tres cuartas partes de la población va a vivir en zonas urbanas (en detrimento de las rurales) y esas nuevas preferencias de las nuevas generaciones, incluyendo las habitacionales. "Por eso necesitamos crear nuevos productos y nuevos modelos de negocio que se adapten a todo esto", ha insistito.

En su caso, los proyectos contemplan un producto que incluye una cocina y un salón comunes, con una veintena de habitaciones que incluyen baño privado. Además, ofrecen clases de yoga y organizan encuentros de forma habitual, como puede ser la retransmisión de algún evento deportivo. Por tanto, "el coliving se basa en alquileres flexibles en espacios compartidos, que es lo que quiere buena parte de la nueva demanda", ha añadido.

De cara a los inversores, este nuevo concepto permite obtener muy buenas rentabilidades. "Si construyes distintas habitaciones en un área común puedes aumentar el retorno para el inversor hasta el 70%. En EEUU, el coliving ya lleva años implantado, mientras que en Europa invertir ahora en esta fórmula es como haber invertido en Uber hace 10 años", ha concluido.