Información sobre vivienda y economía

Casanova: “Somos los defensores de los reversionistas en la Operación Chamartín”

Autor: Redacción

Trinitario Casanova ha hablado en su exposición en inmonext 2019 sobre el Edificio España y la Operación Chamartín. Ha explicado que Grupo Baraka, empresa que preside, lleva más de 20 años en la actividad inmobiliaria, donde ha hechos proyectos importantes en Valencia o Murcia.

En Madrid le ofrecieron la propiedad del Edificio España, por aquel entonces en manos de Grupo Wanda. “Cuando llegamos, analizamos este edificio con más de 70.000 m2 construidos. Entramos con una idea de que aquello había que destruirlo y crear 200 o 300 unidades de lujo más cuatro plantas subterráneas para plazas de garaje. Eso era una gran complejidad y había que hacer números porque si los números no salen el proyecto nace muerto. Quisimos llevarle la contraria al mercado. ¿Por qué a vivienda de lujo? Porque así debíamos hacer unos sótanos lo que suponía muchos riesgos técnicos y lo que iba a encarecer el coste de una manera desorbitada. Así, pensamos en darle un uso hotelero.

Esa zona necesitaba plazas hoteleras. “Nos pusimos en contacto con las principales cadenas hoteleras. Al final Riu compró el edificio, salvo los locales comerciales. Conseguimos el visto bueno del Ayuntamiento para conseguir la licencia y la ejecución material. Ahora es un proyecto que ha logrado rehabilitar esa zona”, señala Casanova.

En cuanto a la Operación Chamartín, en su opinión, quizás sea el proyecto urbanístico más importante de Europa. No sólo por la dimensión, sino también por la ubicación. Está situada en una zona noble. “Es un proyecto ambicioso que lleva 25 años de amargura porque a las administraciones les cuesta ponerse de acuerdo. Hoy en día es un proyecto que fue una concesión adjudicada a Dutch, ADIF. Ahora ya se ha aprobado y en esta aprobación se han olvidado de los protagonistas, más de 1.000 familias, que son los reversionistas que son los que tienen realmente el derecho de propiedad. “Tienen que ejercitar su derecho de reversión porque el proyecto lo va a hacer la empresa de un banco. Ese dinero debería de ser la parte que le corresponda para los reversionistas a los que en su momento se les quitó esos terrenos”, añade.

Va a haber un rascacielos con una altura superior a la zona de las cuatro torres, más de 1.500 viviendas, zona comerciales, zonas verdes. “Ahora parece que tanto el ayuntamiento y la comunidad autónoma lo va a aprobar que es lo que necesita aún. Esta ciudad, Madrid, no para de crecer, arropa, acoge a todos los que vienen de fuera”, señala.

El crecimiento es tan fuerte que la zona de Chamartín va a tener una demanda espectacular. “Todas estas personas y familias que fueron expropiadas han llegado a un acuerdo con Baraka que ha comprado esos derechos de reversión. Ahora toca pelear. Si ahora se desafecta, tiene que volver esos terrenos a los propietarios", subraya. La pasada semana interpuso la correspondiente demanda contra BBVA en los juzgados en la que reclama 713,78 millones.

Casanova termina su ponencia con una frase: la mejor inversión es la ubicación.