Información sobre vivienda y economía

Comprar o vender una vivienda ahora: algunos expertos aconsejan hacer ofertas y otros, esperar

Algunos aconsejan comprar si hay liquidez, otros esperar

La Gran Vía de Madrid, vacía / Gtres
La Gran Vía de Madrid, vacía / Gtres

El impacto de la crisis sanitaria y económica provocada por el covid-19 en el mercado residencial ha sido directo: hoy por hoy el precio de la vivienda está congelado y están paradas la mayoría de las compraventas. Algunos expertos consultados por idealista/news aseguran que la recuperación del sector no será en “V”, sino en “U”. “Veremos una recuperación lenta y una parte de las transacciones que desaparecen. ¿Por qué? Por la demanda. Una parte de la demanda se verá afectada por el impacto en el empleo (ERTE, pérdida de trabajo...), tal y como alerta Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas.

Pero seguirá habiendo demanda, aunque menos. Los expertos aseguran que ahora es un momento de análisis e inflexión. “Los vendedores, aunque las transacciones no sean posibles, deben seguir dando a conocer su producto a través del escaparate online. A la vez, pueden seguir informando a los clientes para que tengan toda la información, e incluso resueltas sus dudas. Es un trabajo ya hecho para cuando llegue el momento de salida”, señala Luis Corral, CEO de Foro Consultores Inmobiliarios.

Y para los compradores Corral asegura que ahora tienen una oportunidad para ver online todo el producto del mercado, analizar qué les gusta más, qué necesitan... Algo para lo que se necesita tiempo y normalmente no se tiene. “Ahora es la ocasión”, añade.

Otros expertos, como Carlos Ruiz, director de estudios del IEE, aconsejan llevar a cabo una máxima muy utilizada en política monetaria: “wait and see” (espera y mira). “Creo que es mejor esperar a que se defina el ajuste para tomar decisiones, aunque puede que la caída de los precios sea una buena oportunidad para todos aquellos que tienen liquidez de sobra y están buscando comprar una casa”, señala.

Gonzalo Bernardos, economista y profesor de la Universidad de Barcelona, va más allá y estima que es el momento para los compradores de vivienda: en su opinión, esta situación sólo durará lo que resta de año y añade que son los que ponen ahora mismo el precio. Incluso aconseja “regatear el precio de una vivienda nueva al promotor o conseguir sacar una plaza de garaje o un trastero gratis”.

En cuanto a los vendedores, Bernardos aconseja no bajar el precio y menos sólo un 2% o 3%, ano ser que la vivienda esté sobrevalorada, entonces deberá rebajar el valor por la sobrevaloración y por la llegada de la crisis.

Raymond Torres, de Funcas, recomienda a los vendedores, si pueden, aguantar hasta final de año para vender. “Ahora mismo hay una sobrerreacción del mercado”, añade. Y para los compradores, les aconseja vender primero antes de comprar para evitar situaciones complicadas. En su opinión, para los que tengan una buena posición financiera, el mejor momento para comprar es finales de este trimestre o principios del siguiente (junio o julio).  

Mikel Echavarren, CEO de Colliers España, estima que “la recomendación más razonable en la situación actual es mantener la cabeza fría”. “A los compradores de viviendas que se han comprometido en promociones de obra nueva mi recomendación es evaluar su capacidad económica, su capacidad de ahorro y la sostenibilidad del empleo familiar. En cualquier caso, si tienen dudas sobre su futuro, creo que la mejor decisión debería pasar por hablar con el promotor inmobiliario y con el banco para analizar soluciones que flexibilicen sus ritmos de pago. Si se deja llevar por el pánico, o por decisiones precipitadas es probable que pierda parte de sus ahorros y que adicionalmente pierda la casa de sus sueños”, señala.

La misma recomendación da a los compradores potenciales de vivienda de segunda mano: que sean prudentes en la toma de decisiones y que estas estén motivadas más por su capacidad económica que “por la posibilidad de conseguir gangas que creo que no las van a alcanzar”.

“A los vendedores de viviendas, solo puedo recomendarles paciencia, estar cerca de sus clientes, reforzar el marketing y sus equipos de ventas, ser más activos en el mercado, y aguantar”, apostilla Echavarren.