Información sobre vivienda y economía

Los trabajadores españoles, más pesimistas que la media europea sobre cómo irá la economía en 2017

Autor: Redacción

La oleada de previsiones aumenta en estos últimos días del año. Con 2017 a las puertas, la consultora Randstad ha llevado a cabo una encuesta en diferentes países europeos para tomar la temperatura al optimismo sobre la evolución económica de los trabajadores. Y sus conclusiones no nos dejan en buen lugar.

Según la firma de recursos humanos, apenas el 48% de los ocupados españoles prevé que la situación económica mejore durante el año que viene, un porcentaje que se sitúa ligeramente por debajo del promedio europeo (49%) y de países como Portugal, Alemania, Suiza, Austria o Suecia, donde el optimismo invade a más de la mitad de los trabajadores.

Según el ranking que ha publicado, los países más optimistas del Viejo Continente son Luxemburgo, donde el 70% de los ocupados se declara optimista sobre la evolución de la economía local en 2017; Países Bajos, con un 62%, y Dinamarca, con un 61%.

De los 17 países analizados, España ocupa el puesto 10. Todo un síntoma de que está calando el mensaje de los organismos nacionales y extranjeros, que auguran una ralentización del crecimiento durante el próximo ejercicio. A pesar de que el PIB seguirá avanzando más que el promedio europeo, de momento todas las previsiones sitúan el crecimiento por debajo de la barrera del 3% para los próximos años. Un nivel que ha sobrepasado en los últimos 24 meses.

Ahora bien, Randstad también asegura que los trabajadores españoles son conscientes de que el escenario económico ha dado un giro de 180 grados en apenas tres años (en 2016 el PIB recuperará todo el terreno perdido durante la crisis), por lo que son algo más optimistas que los británicos, los italianos, los franceses, los belgas (estos últimos están incluso por debajo del 40%) y, sobre todo, que los griegos, que son los últimos de la clasificación con un escaso 19%. Esto significa que ni siquiera uno de cada cinco trabajadores helenos confía en una mejora económica de cara al próximo año.

Menos optimistas con sus empresas

Randstad también analiza el nivel de confianza de los ocupados en la mejora de la empresa en la que trabajan. En este sentido, el estudio afirma que “el 73% de los ocupados cree que las empresas tendrán mejores resultados en el año próximo que los obtenidos durante 2016; es decir, tres de cada cuatro trabajadores esperan que la situación financiera de su compañía sea mejor en 2017”.

A pesar de que la proporción es bastante más elevada que la del optimismo económico, lo cierto es que las expectativas se han reducido en 12 puntos porcentuales respecto al año pasado. Y es que en 2015 hasta el 85% de los ocupados españoles esperaba una evolución positiva de los resultados de sus organizaciones.